1-2. La UD Ibiza complica su retorno a Segunda

0
724

El Palladium Can Misses fue testigo de una tarde amarga para la UD Ibiza. El equipo celeste cayó 1-2 ante el Barcelona Atlètic en un partido que comenzó lleno de esperanza pero terminó en desilusión, complicando su camino de regreso a la Segunda División. Ahora, los de Onésimo Sánchez deberán buscar la remontada en el partido de vuelta, con la necesidad de ganar por al menos dos goles para seguir con vida en la competición.

Desde el pitido inicial, la UD Ibiza mostró un dominio absoluto. El balón circulaba con precisión y velocidad por el medio campo azulgrana, que se veía desbordado por la presión constante del equipo local. Un error defensivo del filial barcelonista permitió a Rubén Díez internarse en el área, aunque el ataque culminó en un córner desaprovechado.

El esfuerzo de los locales se vio recompensado a los 11 minutos, cuando un centro perfecto de Gallar desde la izquierda encontró la cabeza de Cedric, quien no perdonó y puso el 1-0 en el marcador con un golazo. El estadio estalló de júbilo, convencido de que la tarde sería celeste.

Sin embargo, la alegría duró poco. Apenas tres minutos después, el Barcelona Atlètic aprovechó su primera oportunidad clara del partido para empatar. Pau Víctor, tras un pase preciso de Bernal, igualó el marcador en lo que fue una auténtica sorpresa para la parroquia local.

El gol en contra desorientó a la UD Ibiza, y el equipo visitante tomó el control del partido. Cedric tuvo una oportunidad de oro para volver a poner a los suyos en ventaja, pero su remate se fue desviado. Por su parte, el filial azulgrana desperdició dos ocasiones claras, primero con un cabezazo al palo de Pelayo y luego con un tiro cruzado de Pau Víctor que pasó rozando el poste.

En el tramo final de la primera mitad, la escuadra unionista tuvo su oportunidad más clara. Cedric, nuevamente protagonista, remató contra el portero y Gallar, en el rebote, estrelló el balón en el poste, dejando al público con un grito de gol ahogado. Así, con el empate a uno, se fueron al descanso.

La segunda parte arrancó con un Barcelona Atlètic más agresivo, pero fue la UD Ibiza quien tuvo la primera ocasión. Javi Jiménez probó suerte con un disparo que el portero repelió. No obstante, la esperanza se desvaneció pronto. En el minuto 55, un pase entre líneas de Bernal dejó solo a Marc Guiu, quien definió con frialdad para el 1-2.

A partir de ahí, el partido se transformó en una lucha física sin muchas ideas. Onésimo Sánchez intentó cambiar el rumbo con varios cambios, introduciendo a Jesús Álvarez, Soko y Obolskii, lo que pareció dar algo de vida a los celestes. Obolskii, en particular, tuvo dos oportunidades de cabeza que estuvieron cerca de empatar el partido.

Rafa Márquez, por su parte, también movió su banquillo, retirando a Marc Guiu y Sergi Domínguez, y dando entrada a Alarcón y Sergi. A pesar de los esfuerzos, el filial azulgrana se replegó, y la UD Ibiza no logró encontrar la manera de romper la defensa visitante.

Con el paso de los minutos, el equipo celeste se mostró impotente para cambiar el resultado. Los últimos cambios de Onésimo, incluyendo a Arturo y Arroyo, no lograron generar peligro suficiente para alterar el marcador. Así, la UD Ibiza se encuentra en una situación complicada, necesitando una victoria por dos goles en el partido de vuelta para avanzar en la eliminatoria. La afición celeste deberá esperar una actuación heroica en el próximo encuentro para seguir soñando con el regreso a la Segunda División.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.