Joaquín Robles: Un guerrero en la isla blanca

0
383

Madrileño de nacimiento pero ibicenco de adopción, Joaquín Robles es una figura fascinante del Bifit Sports Club. ¿Cómo es posible combinar el entrenamiento de una de las modalidades deportivas más duras y exigentes con un trabajo diario en Servicios Palau? Robles tiene la respuesta. Este atleta ha culminado la temporada del circuito nacional Spartan Race con una impresionante tercera posición en la modalidad Súper y ahora se prepara para el Mundial Sprint en Croacia el próximo mes de octubre. Pero eso no es todo, ya que el verdadero reto se encuentra en noviembre, en Grecia.

La prueba reina de esta especialidad, el Mundial de Grecia, no es para cualquiera. Los participantes enfrentarán un programa exigente durante dos días de competición, con tres pruebas: una de cinco kilómetros y 20 obstáculos, otra de 10 kilómetros y 25 obstáculos, y la última de 21 kilómetros y 30 obstáculos. Esto es solo para los más fuertes, tanto física como mentalmente. ¿Cómo se enfrenta Joaquín a estos desafíos? La fuerza, el equilibrio, la habilidad en la cuerda y la flexibilidad son esenciales. Además, se necesita una capacidad de sufrimiento impresionante para superar estos escollos sin ser penalizado.

Ibiza, con su paisaje paradisiaco, no parece el lugar ideal para preparar competiciones de montaña que se disputan a alturas considerables y con falta de oxígeno. Sin embargo, Joaquín no ve esto como un problema. “El mejor sitio de la isla para entrenar, y donde hago muchos kilómetros, es sa Talaia de Sant Josep, de 475 metros de altura. No es tan elevada como los lugares en los que se celebran las pruebas, pero en pocos sitios hay unas vistas que se puedan comparar con las que se tienen desde esta montaña y eso hace los entrenamientos mucho más llevaderos”, comenta Robles con una sonrisa.

El Mundial de Grecia es la meta principal de este año para Joaquín, pero no descarta enfrentarse también al mundial sobre arena en Abu Dabi a finales de año. ¿Qué motiva a alguien a participar en estas competiciones rompe-piernas? Robles explica que, aunque siempre ha practicado deporte, fue en Ibiza donde conoció la Spartan Race gracias a un profesor de gimnasio. Desde entonces, esta modalidad le ha cautivado por completo y le mantiene ocupado durante su tiempo libre.

Las fechas del Mundial de Croacia y el de Grecia están señaladas en rojo en su calendario. Su meta es clara: quedar lo más adelante posible en la clasificación, sin fijarse un tope. Sabe que el nivel de sus rivales es altísimo. Y así, Joaquín Robles sigue entrenando, cada día un paso más cerca de su objetivo, cada kilómetro en sa Talaia un escalón más hacia la cima. ¿Será capaz de superar todos los obstáculos y lograr su meta? Solo el tiempo lo dirá, pero una cosa es segura: la determinación y el espíritu de lucha de Joaquín Robles son inquebrantables.

Fuente: Noudiari

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.