1-3. La UD Ibiza revive en Castalia

0
655

En un encuentro marcado por la emoción y la intensidad, el Ibiza se impuso con autoridad al Castellón por 1-3 en el estadio de Castalia, en una jornada vital para sus aspiraciones de ascenso. Este resultado representa la primera victoria del equipo bajo la dirección de Onésimo Sánchez y corta una racha de tres partidos sin conocer la victoria, llenando de confianza y moral al conjunto celeste.

El choque comenzó cuesta arriba para el Ibiza, cuando Raúl Sánchez adelantó al Castellón en el minuto 27, poniendo en ventaja al recién coronado campeón de liga y flamante equipo de Segunda División. Sin embargo, el curso del juego cambió drásticamente después de la expulsión de Granero, quien recibió tarjeta roja directa en el minuto 36 por una falta grave, dejando a su equipo con diez hombres.

Aprovechando la superioridad numérica, el Ibiza encontró el empate antes del descanso gracias a un gol de Suleiman en el minuto 43, quien más tarde volvería a ser decisivo. La segunda mitad del encuentro vio a un Ibiza más asentado y efectivo frente a un Castellón que intentaba reorganizarse. Cedric, con un remate certero en el minuto 53, volteó el marcador a favor de los visitantes, estableciendo el 1-2.

La confirmación del dominio ibicenco llegó en el minuto 71, cuando Suleiman, nuevamente, perforó la red del Castellón para sellar el marcador en 1-3 y poner la puntilla a las aspiraciones del equipo local. Con este gol, Suleiman demostró su calidad, así como su importancia clave en el esquema del entrenador Onésimo Sánchez.

Con estos tres puntos, el Ibiza gana confianza de cara a los últimos dos partidos de la temporada regular antes de encarar el playoff de ascenso, mirando con optimismo hacia el objetivo de subir de categoría. Este triunfo en Castalia recupera la moral del equipo y también envía un mensaje claro a sus rivales en la lucha por el ascenso.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.