Nacho Rosillo: La figura del Sant Jordi que sueña con el ascenso

0
841

En el mundillo de la Regional Preferente, donde cada partido es una auténtica batalla y cada gol una fiesta, hay un tipo que está dando mucho de qué hablar: Nacho Rosillo. Este chaval, delantero en el Sant Jordi, no solo está metiendo goles como si no hubiera un mañana (12 hasta ahora, para ser exactos), sino que también se ha convertido en el centro de atención, casi alcanzando al máximo goleador Matías Pusillico, del Inter Ibiza, que acumula 13 dianas.

Pero, ¿qué es lo que hace que este tío sea tan especial? En un ambiente distendido, charlando como si estuviéramos en el bar después de un partido, Rosillo nos cuenta su “secreto”: “La verdad es que todo esto se lo debo a mis compañeros. Sin su apoyo y su talento, no estaría aquí. Ellos son los que hacen que todo sea más fácil”. Con esa sencillez y humildad que lo caracteriza, queda claro que su talento va más allá de meter goles.

El Sant Jordi, que ahora mismo está en lo más alto de la tabla con 33 puntos, parece estar viviendo su mejor momento. “El ambiente en el vestuario ha sido clave”, nos cuenta Rosillo. “Desde que llegué, me trataron como a uno más de la familia. Esa unión y ese apoyo mutuo son lo que nos ha llevado a estar donde estamos”. Y vaya si les ha funcionado, porque el equipo se ha mantenido firme, por encima de rivales como el Inter Ibiza y el Luchador.

En cuanto a la táctica, Rosillo se ríe y nos comenta: “El mister siempre nos da buenos consejos sobre nuestros adversarios. Nos enfocamos en sus puntos débiles y eso nos ha dado muy buenos resultados. Parece que entendemos y ejecutamos estas estrategias a la perfección”.

Personalmente, Rosillo tiene sus propios motores. “Desde el primer día, mi meta ha sido el ascenso. Vi el potencial en el equipo y siempre he tenido ganas de más”. Esa ambición se nota en cada jugada que hace en el campo, donde juega con una mezcla de pasión y precisión que entusiasma a los aficionados del Kiko Serra.

La relación con su entrenador, Carlos Tomás, es otro punto fuerte. “Es estupenda. Desde el primer día, me mostró confianza y yo intento devolverle eso con mi esfuerzo y dedicación en el campo”. Esa confianza mutua ha sido un pilar en el rendimiento del equipo esta temporada.

El ascenso a Tercera RFEF está en mente de todos en el vestuario, y Rosillo lo tiene claro. “Ese es nuestro gran objetivo y hacia eso trabajamos. No nos desviamos de esa meta. Entreno a tope cada día porque, como bien dice el refrán, se juega como se entrena”.

De todos sus goles, hay uno que le guarda un cariño especial. “El primero fue increíble. Volver a marcar con esta camiseta después de dos temporadas fue muy emocionante”, recuerda con una sonrisa nostálgica.

Como delantero, Rosillo sabe que su rol va más allá de marcar goles. “En el equipo hay jugadores increíbles. Nos complementamos y aprovechamos nuestras fortalezas para crear oportunidades. Me encanta celebrar cada gol, sea mío o de un compañero, como si fuera el primero”.

Sobre sus rivales, Rosillo muestra respeto pero también confianza. “El Inter Ibiza y el Luchador son equipos fuertes. No podemos darles ni un centímetro de ventaja, pero confío a tope en mi equipo”.

Y para terminar, Rosillo tiene un mensaje para los seguidores del Sant Jordi: “A los aficionados, gracias por estar siempre ahí, por apoyarnos en cada partido. Tranquilos, vamos a darlo todo para alcanzar nuestro sueño del ascenso”.

En resumen, Nacho Rosillo y el Sant Jordi están escribiendo una historia emocionante, llena de esfuerzo, unidad y sueños. Con el ascenso como objetivo, prometen seguir brindando emociones y triunfos a sus hinchas. Rosillo, con su habilidad y carisma, está en el corazón de esta aventura, demostrando que en el fútbol, como en la vida, lo importante es la pasión, la unión y el trabajo duro.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.