DJ Navalón en la mesa: Mezclando goles con beats en la pista de Ibiza

0
605
Navalón celebra uno de los 15 goles que ha marcado esta temporada.

Imagínate estar en Ibiza, pero no precisamente bailando al ritmo de los mejores DJs del mundo, sino vibrando al compás de los goles de un delantero que está causando sensación. Sí, estamos hablando de Xesc Navalón, el tipo que ha logrado algo que parece sacado de una novela de fútbol: marcar 15 goles en 19 partidos. ¿Quién lo diría, verdad? En un equipo donde la ambición fluye tanto como la buena música en sus famosas playas, Xesc se ha convertido en el máximo goleador, no solo del CD Ibiza sino también del grupo balear de Tercera RFEF. Pero, ¿qué se siente ser el hombre del momento? “Muy feliz de poder ayudar al equipo con mis goles”, nos cuenta Xesc, demostrando que, más allá de los focos, lo suyo es pura pasión y compromiso con el ascenso del equipo.

Ahora, volvamos a ese hat-trick contra el Inter Manacor que terminó en una aplastante victoria de 6-1 la pasada jornada. Si crees que marcar tres goles en un partido es pan comido, Xesc te diría que te lo pienses mejor. Para él, fue un momento de esos que te hacen decir: “¡Vaya, aún puedo sorprenderme a mí mismo!” Y no es para menos, porque ese partido no solo fue un punto de inflexión para él sino también para el equipo, demostrando que cuando se unen las ganas con el talento, el cielo es el límite.

Pero, ¿qué hace a un goleador como Xesc tick? No esperes escuchar sobre rituales mágicos o supersticiones. Lo suyo es más terrenal y sensato: una buena alimentación y mantener la cabeza despejada. Claro, estar entre los top goleadores a nivel nacional trae su dosis de competencia, pero para Xesc, los rivales en la lista de máximos realizadores son lo de menos. Su mirada está fija en la red, en cada oportunidad de gol, porque al final del día, lo que cuenta es el equipo.

Y hablando de momentos para el recuerdo, el gol contra el Manacor en casa tiene un lugar especial en su corazón. Fue ese tipo de gol que no solo suma tres puntos sino que también te dice: “Estamos para grandes cosas”. Es el sueño de ascender lo que mantiene a Xesc y al equipo con los pies en la tierra pero con la mirada en las estrellas. Bajo la dirección de Raúl Casañ, cuyo liderazgo ha sido clave, el grupo se ha consolidado como un contendiente serio, demostrando que la mezcla correcta de ambición, profesionalismo, y humildad es la receta para el éxito.

El delantero del CD Ibiza es el máximo goleador de la Tercera RFEF balear.

¿Cómo se maneja la presión de ser el “pistolero” del equipo, ese en quien todos ponen sus esperanzas de ascenso? Para Xesc, es parte del juego. “Es algo con lo que los delanteros estamos acostumbrados a convivir”, comenta, mostrando que más que presión, lo vive como un gran reto. Y en cada gol, no solo ve el fruto de su trabajo sino el esfuerzo colectivo, una dedicatoria al compañerismo y al objetivo común que persigue todo el vestuario.

Mirando hacia adelante, el único desafío que Xesc ve en el horizonte es mantener al CD Ibiza en la ruta hacia el lugar que se merece. Su rutina de buena alimentación, salud mental, y confianza en sí mismo son los pilares que lo mantienen en forma, tanto dentro como fuera del campo.

A los fans, esos fieles seguidores que no dejan de apoyar, Xesc les tiene un mensaje claro: “Son esenciales para nosotros”. Es una promesa de lucha, de entrega, de no bajar los brazos hasta ver al CD Ibiza alcanzar sus sueños.

Entonces, ¿quién dijo que en Ibiza solo se baila? Con Xesc Navalón en el campo, la isla tiene mucho más que ofrecer: goles, pasión y el sueño de un ascenso que, con cada partido, parece más y más una realidad. Así que la próxima vez que pienses en Ibiza, recuerda que entre sus playas y fiestas, hay una historia de fútbol que está escribiendo un capítulo emocionante, liderado por un goleador que no conoce de imposibles.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.