Un viaje de ambición y éxito

0
526

Fuente: Diario de Ibiza

En el Club Bàsquet Sant Antoni, las cosas están más emocionantes que nunca. Desde que David Barrio Fernández, ese leonés nacido un 9 de octubre de 1985, se puso al frente del equipo en junio del año pasado, la trayectoria de este club en su tercera temporada en la LEB Plata ha sido de película. Y es que Barrio no es cualquier entrenador; llegó con un bagaje impresionante tras su paso por Ponferrada y unas expectativas tan altas como el techo del pabellón.

Ahora mismo, el Class se encuentra en una posición envidiable, ocupando el segundo lugar con 36 puntos. Y como dice Barrio, “esto no es matemáticas y habrá otros candidatos, pero nos lo tomamos como una motivación para continuar trabajando en el día a día, no como una presión”. Estas palabras reflejan la mentalidad de un equipo que no se rinde y que ve cada desafío como un escalón más hacia el éxito.

Barrio, con su experiencia y visión, sabía que este era un proyecto para estar en la cima. “Cuando me senté con Jordi [Grimau, director deportivo] a hablar del proyecto, lógicamente me pareció muy ilusionante”, comenta. Esta ilusión se traduce en una estrategia clara y en la capacidad de competir a un nivel altísimo, siempre con el ojo puesto en la mejora continua.

Sobre la presión de estar tan cerca del ascenso y volver a pelear por él, Barrio es claro: “El objetivo mínimo es pasar la ronda de ‘play-off’, pero obviamente queremos llegar hasta el final”. Esa es la actitud de un equipo que sabe lo que quiere y que no deja que la presión le gane. En lugar de eso, la convierten en un motor que los impulsa hacia adelante.

Y es que el ambiente en el club también es parte del éxito. La vuelta de jugadores como Rafa Casanova y las renovaciones de Álex Llorca y Dani De la Rúa son ejemplos del buen ambiente y la implicación con el proyecto. “Demuestra la implicación que tienen los jugadores —y todos— con el proyecto”, afirma Barrio. Es un equipo unido por un objetivo común y eso se nota dentro y fuera de la cancha.

En lo que respecta al juego, el Class es un equipo que sabe adaptarse a cualquier situación. Son el equipo más anotador de la categoría, pero también destacan en defensa. “Estamos siendo capaces de jugar con diferentes registros”, explica Barrio. Esta versatilidad es clave para un equipo que aspira a lo más alto.

Los cambios en la plantilla han sido estratégicos, pensados para reforzar donde el equipo más lo necesita. Barrio se muestra muy satisfecho con las incorporaciones y destaca su estilo de juego: “A mí me gusta un baloncesto rápido, con muchas posesiones, con mucha anotación”. Es un estilo que busca sacar lo mejor de cada jugador y adaptarse a las circunstancias del juego.

En resumen, el Club Bàsquet Sant Antoni, bajo la dirección de David Barrio, es un equipo en ascenso, lleno de ambición y con un proyecto que crece día a día. Como dice Barrio, “el objetivo es subir. Si no es en un año, será en dos o en los que haga falta, pero el proyecto va hacia arriba”. Y con esa mentalidad, no hay duda de que el Class está en el camino correcto hacia el éxito y el ascenso a LEB Oro.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.