¡Viento en popa y a la aventura! La Ruta de la Sal zarpa con sabor a mar y adrenalina

0
631

Cuando el mar llama, los aventureros responden, y este año no es la excepción. La 36ª edición de la Ruta de La Sal, esa regata que hace que hasta el más terrenal sueñe con izar velas, se prepara para cortar las olas del Mediterráneo del 28 al 30 de marzo. Con la brújula apuntando hacia Sant Antoni de Portmany, desde Denia y Port Ginestra, el horizonte se dibuja repleto de velas; 170 embarcaciones de crucero, representando a diez países y con 1.200 regatistas a bordo, listos para desafiar el viento y las mareas.

En un acto que ha congregado a entusiastas y curiosos por igual en Barcelona, figuras como Daniel Sánchez Gutiérrez, Xavier Torres y Andrés Oliva, han compartido detalles de lo que promete ser una odisea marina sin precedentes. Organizada por En Regata, esta competición no es solo un desafío físico, sino también un encuentro de culturas, estrategias y, sobre todo, de pasión por el mar.

La Ruta de La Sal se desgrana en dos travesías; una desde el Port Ginesta hasta Sant Antoni de Portmany, trazando un camino de 140 millas náuticas por el azul profundo, y otra desde Denia, que promete 120 millas de pura adrenalina marina. Y para aquellos marineros de agua dulce, o simplemente para los que prefieren saborear la competición sin comprometerse con largas distancias, la Versión Mini-Sal ofrece una experiencia igualmente emocionante, pero más accesible, con un recorrido de 55 millas náuticas.

El mar ha sido testigo de hazañas memorables en ediciones pasadas. Desde el DK46 ‘Hydra-HM Hotels’ comandado por Oscar Chaves, hasta el imponente Vismara Mills 68 ‘Pelotari Project’ de Andrés Varela Entrecanales, cada embarcación cuenta una historia de superación, estrategia y, en ocasiones, de verdadera magia náutica.

Con armadores como Jaime Olazábal, Manuel Guasch y Manuel Jané, que ostentan el título de leyendas vivientes con cuatro victorias bajo el cinturón, y Vicente García, un héroe del timón con siete triunfos a su nombre, la competencia promete ser tan intensa como siempre.

Pero La Ruta de La Sal no es solo una carrera contra el reloj. Es una celebración de la diversidad, con categorías como A2, para duetos audaces; Salina, que destaca el liderazgo femenino en alta mar; y las impresionantes divisiones de Multicascos, MedCat y Bali, que demuestran que en el mar, la innovación y la tradición navegan lado a lado.

Así que, ya sea que estés en la cubierta o siguiendo la aventura desde tierra, una cosa es segura: la Ruta de La Sal es más que una regata; es un tributo al espíritu indomable del marinero, un himno a la libertad que ofrece el mar y, sobre todo, una promesa de aventuras inolvidables. ¡Que comience la cuenta regresiva, la Ruta de La Sal está a punto de zarpar!

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.