Toni Curuné da marcha atrás y se mantendrá al frente de la Penya Independent

0
528
Toni Curuné, con su padre, el día del ascenso a Segunda RFEF (Foto: Paco Natera).

En una reciente entrevista exclusiva con el Diario de Ibiza, Toni Curuné ha anunciado que continuará como presidente de la Penya Independent, tras haber decidido inicialmente renunciar al cargo. La falta de candidatos para sucederlo después de nueve años al mando del club de Sant Miquel y la crisis con el Ayuntamiento han sido determinantes para su cambio de decisión.

La situación se tornó crítica cuando, tras unas elecciones a la presidencia que quedaron desiertas, Curuné decidió asumir nuevamente el mando para asegurar que más de 200 menores y deportistas del municipio de Sant Joan puedan seguir defendiendo los colores del club.

Un proceso electoral sin aspirantes

Toni Curuné explica el proceso electoral: “La semana pasada, el viernes, en el último día de entrenamiento de las categorías inferiores, hicimos una reunión convocando a todos los padres para informar del proceso electoral y de que no se había presentado nadie. Dije claramente que para no dejar tirada a la cantera y todo el trabajo de estos nueve años, había decidido continuar como presidente en el club. Exclusivamente por los 200 y pico niños que hay en el fútbol base, que no quiero que se queden sin equipo.”

La renuncia inicial de Curuné vino acompañada de una serie de desencuentros con el Ayuntamiento, quien, según él, no ha cumplido con las expectativas del club. “Hace semanas tuvimos una reunión con los padres pidiendo una serie de puntos al Ayuntamiento, pero de esos puntos no se ha cambiado ninguno”, afirma Curuné. “Intentamos tender la mano al Ayuntamiento con esa reunión, pero sigue con que paga lo que paga y tal. Mi cambio de decisión no es porque el Ayuntamiento haya cambiado nada y sí es por no dejar a los niños tirados.”

Desilusión y obstáculos

Al preguntarle si se siente decepcionado con la gente del municipio, Curuné es claro: “Decepcionado con la directiva no, pero por cómo han surgido las cosas estos últimos tres años, decepcionado porque en la vida se podía esperar que la Penya Independent llegara a jugar en Tercera o en Segunda RFEF. Parece que no se ha reconocido como debería.”

Curuné revela los obstáculos que el club ha enfrentado: “Varios ‘palos’ que nos hemos llevado, el último que recibimos fue el tema de la subvención, que se comentó que se había presentado tarde. La presentamos en tiempo, pero la web del Ayuntamiento tenía un error que no se pudo solventar, incluso el concejal intentó ayudarnos pero no pudo hacerlo.”

Un futuro incertidumbre financiera

En cuanto a las dificultades financieras, Curuné menciona las deudas con el primer equipo debido a la falta de subvenciones: “Cuando terminó la temporada se les firmó un documento a todos los jugadores y al cuerpo técnico de un reconocimiento de deuda, por el que teníamos hasta el 31 de junio para liquidar. Pero queda un mes y dos semanas. Estamos trabajando en ello.”

Los montos involucrados son significativos: “Del primer año son 80.000 euros, y el segundo y el tercero 70.000 cada año. Al final se saca de la familia, se trabaja con patrocinadores… Pero cuando vas a hacer un proyecto y te dicen que puedes contar con un dinero, y no puedes contar con él, eso te agota mentalmente.”

Relación tensa con el ayuntamiento

Curuné sospecha que las discrepancias con el Ayuntamiento tienen motivaciones políticas: “Tiene pinta de ser por cuestiones políticas, que hay alguien detrás que tiene interés en que yo salga del club, pero ese interés no sé por qué no se lleva a las elecciones y se presentan. Parece que ni comen ni dejan comer.”

A pesar de las adversidades, Curuné mantiene la esperanza de poder encontrar una solución y seguir adelante con el club: “A los padres les dije que la situación del club es muy complicada aunque yo continúe. No se va a hacer un proyecto ni a trabajar de la misma manera que hasta ahora porque no sabemos con el dinero que vamos a contar. La situación del club es delicada, pero nuestra intención es que el fútbol base funcione.”

Mirando hacia el futuro

Sobre el futuro del primer equipo tras el descenso a Tercera División, Curuné comenta: “El primer equipo va a salir en Tercera, con un proyecto en el que el objetivo va a ser la permanencia, y que debuten cuantos más jugadores de categoría inferiores mejor, como son los del juvenil nacional, y fichando jugadores que salen de juveniles.”

Curuné también ve posible una futura colaboración con la UD Ibiza: “Tengo muy buena relación con la UD Ibiza y ellos ahora están concentrados en intentar ascender a Segunda. Una vez termine todo el proceso, como tengo tan buena relación quizás se podría hablar.”

Finalmente, Toni Curuné confirma que seguirá en la candidatura de Jordi Horrach para ser vicepresidente de la Federació de Futbol de les Illes Baleares: “Con lo de la Federación (FFIB) sigo adelante, es compatible; otro compañero es el presidente del Palma Futsal que ha sido campeón de la Champions.”

Esta decisión de Toni Curuné de continuar al frente de la Penya Independent muestra su profundo compromiso con el club y con los jóvenes deportistas de Sant Joan, a pesar de las dificultades financieras y administrativas que enfrenta. Sin duda, su liderazgo seguirá siendo crucial para el futuro del club.

Fuente: Entrevista exclusiva con Diario de Ibiza

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.