Celeste di Mare conquista La Ruta de la Sal en una edición marcada por la adversidad meteorológica

0
621

En una emocionante vuelta de tuerca en la 36ª edición de La Ruta de la Sal Rumbo Ibiza, el “Celeste di Mare”, bajo el mando de Amador Magrané y su entregada tripulación, ha demostrado que en el mar, más que la magnitud del barco, cuenta el corazón y la pericia de quienes lo navegan. Esta competición, que celebra la diversidad de la flota española, ha visto cómo un velero de apenas 9,53 metros, el “Celeste di Mare”, se alzaba con la victoria, reafirmando la creencia de que cualquier embarcación, sin importar su tamaño o antigüedad, puede triunfar con la preparación y el equipo adecuados.

Compitiendo por el Real Club Náutico de Port de Pollença, Magrané junto a Joan Pizá, Aina Jordi, y Ricardo Andueta, han llevado a este clásico de Sparkman & Stephens, construido en 1971, a lo más alto del podio, sumando un hito más a su ya extensa historia de 53 años. Recientemente restaurado, el “Celeste di Mare” ha brillado con luz propia, destacándose también por ser uno de los dos únicos barcos, junto al X302 Ascalo, con eslora menor a 10 metros en la versión Denia de la regata.

La edición de este año ha estado especialmente marcada por las adversas condiciones meteorológicas. La borrasca Nelson desató su furia sobre la península y los archipiélagos, complicando especialmente la versión Barcelona de la regata. Las difíciles condiciones en el mar y las alertas emitidas por Salvamento Marítimo y la AEMET obligaron a aplazar la salida hasta asegurar un mínimo de seguridad para los navegantes.

Finalmente, la flota de Barcelona pudo zarpar el sábado 30, aunque con un recorrido modificado frente a las costas del Garraf, anticipando el fuerte temporal que azotaría la zona. Esta decisión preventiva garantizó que todos pudieran regresar a puerto antes de que las condiciones se tornaran aún más desafiantes.

La victoria del “Celeste di Mare” no es solo un triunfo personal para Magrané y su equipo, sino un recordatorio de que en la mar, como en la vida, la pasión, el esfuerzo conjunto y la experiencia son las claves para superar los retos, sin importar el tamaño de las olas o la fuerza del viento.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.