Fin de semana en blanco para los equipos pitiusos en Liga Nacional juvenil: sólo el Portmany rasca un punto en su lucha por la salvación

0
445
El Portmany ha arrancado un punto esta jornada (Foto: Portmany).

Víctor M. Victoria Los equipos pitiusos que compiten en la Liga Nacional juvenil volvieron a cuajar un fin de semana negativo, sin marcar ningún gol a su favor entre los tres representantes. Sólo el Portmany fue capaz de sumar un punto (0-0) que le permite mantener la esperanza en su lucha por la salvación, aunque un triunfo ante el Santa Catalina hubiera sido mucho más reconfortante. Pero la pólvora en San Antonio estaba mojada y las defensas acertadas, para imponerse con acierto sobre los ataques, por lo que el marcador inicial resultó inamovible y cada contendiente se llevó un punto a su bolsillo. El elenco de jugadores que dirige Iván Granados se mantiene así en la antepenúltima posición con 16 puntos en su haber, siete menos que el Alaior y la UD Ibiza, equipos que marcan esta semana la zona de salvación. Los rojillos afrontarán una cita complicada la próxima semana, pues han de medir sus fuerzas contra el Atlético Baleares a domicilio.

Peor le fueron las cosas a la UD Ibiza, que sigue sin mostrar un buen rendimiento a domicilio y volvió a caer derrotada, esta vez en el feudo del Poblense (1-0). El equipo celeste recibió el primer y definitivo golpe en el primer acto, con la firma del local Pau Ferriol (31’), y después tuvo que remar a contracorriente. Los hombres que dirige Manu Tarrazo no le perdieron la cara al partido y buscaron con ahínco el tanto de la igualada, pero éste no acabó por llegar y los tres puntos se quedan en el Municipal de Sa Pobla. El tropiezo vuelve a generar algunas dudas pues los perseguidores como el Portmany aprietan y las distancias se estrechan, si bien todavía el margen de distancia con respecto a los puestos de descenso es de siete puntos. El próximo partido en Can Cantó contra La Salle, de la zona alta de la clasificación, también se prevé exigente.

Finalmente, el Formentera volvió a saborear la derrota una semana más, esta vez en casa contra el Manacor (0-2). Los rojinegros, hundidos en la clasificación, pudieron al menos competir contra uno de los equipos más potentes de la categoría, pero también acabaron claudicando. El partido se decidió en el final del primer acto y el arranque del segundo, cuando llegó la expulsión del local Pedro Verdera (43’) y los goles de Pere Bordoy (44’) y Raúl Coll (46’), este último desde los once metros. Después, los rojinegros lo intentaron pese a jugar en inferioridad, pero no estuvieron acertados en el remate y el cuadro visitante, que dosificó esfuerzos, acabó llevándose el botín de Sant Francesc. Con solamente cinco puntos en su haber, el conjunto formenterer sigue último e intentará al menos mejorar su imagen en el próximo partido contra el Pla de na Tesa.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.