Contando los días para zarpar: La Ruta de la Sal, la aventura náutica de Semana Santa hacia Ibiza, ¡listos para levar anclas!

0
796

Falta justo un mes para que la emoción se desate en el marco de una de las regatas más emblemáticas y esperadas: La Ruta de la Sal. Desde Port Ginesta y el Real Club Náutico Denia, las flotas se preparan para zarpar hacia Sant Antoni de Portmany, en la idílica costa oeste de Ibiza. Pero, ¿qué hace tan especial a esta competición que atrae a más de 150 barcos y a 900 navegantes ansiosos por participar?

Esta regata, que se celebra durante la Semana Santa, ofrece una combinación perfecta entre deporte y vacaciones activas. Su historia, que se remonta a hace 36 años, nos cuenta cómo nació de la imaginación de Pepe Ferrés durante un viaje entre Formentera y Barcelona. Atrapado por un motor averiado y condiciones desfavorables, Ferrés concibió una regata que no solo desafiara a los marineros sino que también les invitara a aventurarse más allá de sus puertos habituales. Inspirado por un hecho histórico de 1846, cuando la escasez de sal en Barcelona llevó a un desafío marítimo en tiempos de guerra, Ferrés bautizó su creación como La Ruta de la Sal.

Desde su primera edición, la regata ha sabido mantener un equilibrio entre la competencia y la camaradería, atrayendo tanto a equipos competitivos como a familias amantes del mar. Con más de 150 barcos preinscritos este año, se evidencia el creciente interés y la pasión que despierta este evento. Pero, ¿qué motiva a estos navegantes a enfrentarse a este desafío año tras año?

Quizás la respuesta resida en la diversidad y el espíritu que La Ruta de la Sal ha cultivado. No solo se ha convertido en un punto de encuentro para los aficionados a la vela, sino que también ha visto pasar por su palmarés a navegantes de renombre internacional. Figuras como Guillermo Altadill y Jean Christophe Petit, con impresionantes trayectorias en regatas oceánicas, han sido parte de esta historia, demostrando que La Ruta de la Sal es un evento de calibre mundial.

La regata ha sabido adaptarse a los tiempos, introduciendo nuevas categorías que reflejan las tendencias actuales en la navegación y promoviendo la inclusión con categorías dedicadas a equipos con presencia femenina significativa. A medida que se acerca su cuarta década, La Ruta de la Sal no solo ha logrado su objetivo de unir a la comunidad náutica, sino que también se ha establecido como un evento de interés turístico para Ibiza, promoviendo el deporte, la aventura y el espíritu de equipo.

Con el Club Náutico de Ibiza liderando el palmarés con quince victorias, la pregunta que flota en el aire es: ¿quién se llevará la gloria este año? La anticipación crece a medida que los días se acercan, y todos los ojos están puestos en Sant Antoni de Portmany, esperando ser testigos de otra emocionante edición de La Ruta de la Sal. ¿Será este año tan memorable como los anteriores? Solo el tiempo y el mar lo dirán.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.