0-1. El Altético de Madrid B apaga la música ibicenca

0
613

En un domingo que prometía goles y buen fútbol, la UD Ibiza se vio sorprendida en su propio feudo, cayendo por la mínima ante un Atlético de Madrid B que llegó con la lección bien aprendida. El encuentro puso fin a la racha de victorias que venía cosechando el conjunto celeste, dejando a sus seguidores con la miel en los labios y un sabor agridulce en el paladar.

Desde el pitido inicial, la escuadra ibicenca saltó al césped con la garra y el entusiasmo que le caracterizan, buscando imponer su ritmo y generar jugadas de peligro que inquietaran a la zaga colchonera. El esférico parecía un balón de ping-pong, moviéndose de un lado a otro, con intentos que hacían presagiar una posible fiesta de goles.

Sin embargo, los planes de la UD Ibiza se toparon con un muro rojiblanco. El Atlético de Madrid B, bien plantado y sin dar cuartel, frenó cada intento local, manteniendo el marcador en blanco al término de la primera parte. A pesar de la presión, los chicos de la península demostraron que no solo vinieron a participar, sino a llevarse los tres puntos.

Y no tardaron en demostrarlo. Justo al inicio de la segunda mitad, Ndiaye se erigió como el héroe inesperado, aprovechando una desatención defensiva para batir a Patrick Sequeira y colocar el 1-0 en el luminoso. Este tanto fue un jarro de agua fría para el conjunto local, que vio cómo se esfumaba su récord victorioso.

Despertados por el golpe, los ibicencos redoblaron esfuerzos, lanzándose en busca del empate con una vehemencia renovada. El reloj avanzaba y con él, la intensidad del encuentro. Las gradas vibraban al ritmo de los cánticos y los tambores, empujando a su equipo hacia la portería contraria. Pero el gol, ese esquivo invitado, decidió no presentarse.

Al final, el silbato sonó y confirmó la victoria por la mínima para los visitantes, dejando a la UD Ibiza con la necesidad de volver a la tabla de dibujo. Ahora, el equipo debe enfocarse en no dejarse más puntos por el camino si quiere mantenerse en la pelea por los play-offs.

El próximo compromiso para los celestes será una visita al Antequera, donde buscarán redimirse y volver a la senda del triunfo. ¿Podrá la UD Ibiza recuperar su brillo o será este el principio de un adiós a sus aspiraciones? El tiempo, ese juez implacable, lo dirá.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.