Es Vermell (2)

Paco Natera La UD Ibiza ha dado el golpe definitivo a la liguilla después de imponerse al Portmany en el partido de la jornada. El conjunto de David Porras, con este triunfo, se hace fuerte en el liderato a falta de las últimas tres fechas y se distancia de los sanantonienses en cinco puntos. Los unionistas dependen de sí mismos para cantar el alirón y jugar la fase de ascenso a Tercera División y vista la trayectoria mostrada hasta el momento, es poco probable que se le escape el premio gordo.

Can Misses presentó un magnífico ambiente en la grada. Las aficiones de ambos rivales dieron color a un partido con poco brillo sobre la hierba. No en vano, el conjunto que entrena Vicente Fernández acabó el encuentro con tres futbolistas expulsados. El colegiado, Thierry Torres, mandó a la ducha antes de tiempo a Samir (m. 59). Manu Requena (m. 72) y Julián Reina (m. 90). Incluso, amonestó con roja directa a Álex Romero, que se encontraba en el banquillo tras ser sustituido dos minutos antes (m. 80).

Ali baba

Sólo hubo fútbol en el primer tiempo, cuando jugaron once contra once y ambos adversarios usaban sus armas para adelantarse en el marcador. Y el primero en dar en la diana fue la UD Ibiza, que se adelantó en el marcador gracias al gol de Copi, que debutó con el equipo a lo grande. El de Algeciras, al que ya apodan Copigol rompió la red en el minuto 27 para alegría de la hinchada ibicenca. El Portmany, pese al jarro de agua fria, no se vino abajo y buscó el empate, pero adoleció de frescura e ideas en la faceta ofensiva.

El decorado no varió tras el paso por vestuarios. Durante los primeros compases del segundo tiempo, la UD Ibiza buscaba sentenciar el partido y daba más sensación de peligro que los portmanyitas, quienes no acababan de dar con la tecla arriba. Y en el 59, con la expulsión de Samir, se desmoronó el Portmany. Con un jugador menos, el partido se le puso muy cuesta arriba a los visitantes que, pese a no perder de vista el arco defendido por Carlos Moro, no encontraron el modo de meterse en el partido.

Ibiza Conduce

Los de David Porras, con un futbolista más, sí generaba ocasiones y en el 70, Rafa Payán convirtió el segundo tanto del encuentro para desesperación de la afición portmanyista, que veía cómo se le escapaba el tren de la Preferente. La UD Ibiza dejó visto para sentencia el encuentro y, con la expulsión de Manu Requena dos minutos después, se vio ganador del mismo. Con dos hombres más sobre el verde, los unionistas pudieron marcar algún gol más, pero la precipitación en su juego de ataque impidió que subiera algún chicharro más al marcador.

Con el Portmany roto, la UD Ibiza se limitó a guardar el balón y dejar pasar los minutos en busca de un final que acabó con una expulsión más, la de Julián Reina. La afición que se había desplazado desde San Antonio entró en cólera por el arbitraje de Thierry, que acabó el partido entre pitos y abucheos. La hincada unionista, por su parte, festejó, junto a su equipo, un triunfo que vale su peso en oro y que deja al plantel rojillo acariciando el título de Preferente. Los ibicencos, virtualmente, son campeones a falta de tres jornadas para la conclusión del campeonato (Ficha Técnica).

La jornada

Inter Ibiza 3-2 Sant Jordi (Ficha Técnica)
Formentera B 4-2 CD Ibiza (Ficha Técnica)

Fabric

2-0. Colorín colorado este cuento se ha acabado

Es Vermell (2) Paco Natera La UD Ibiza ha dado el golpe definitivo a la liguilla después de imponerse al Portmany en el partido de la jornada. El conjunto de David Porras, con este triunfo, se hace fuerte en el liderato a falta de las últimas tres fechas y se distancia de los sanantonienses en cinco puntos. Los unionistas dependen de sí mismos para cantar el alirón y jugar la fase de ascenso a Tercera División y vista la trayectoria mostrada hasta el momento, es poco probable que se le escape el premio gordo. Can Misses presentó un magnífico ambiente en la grada. Las aficiones de ambos rivales dieron color a un partido con poco brillo sobre la hierba. No en vano, el conjunto que entrena Vicente Fernández acabó el encuentro con tres futbolistas expulsados. El colegiado, Thierry Torres, mandó a la ducha antes de tiempo a Samir (m. 59). Manu Requena (m. 72) y Julián Reina (m. 90). Incluso, amonestó con roja directa a Álex Romero, que se encontraba en el banquillo tras ser sustituido dos minutos antes (m. 80). Ali baba Sólo hubo fútbol en el primer tiempo, cuando jugaron once contra once y ambos adversarios usaban sus armas para adelantarse en el marcador. Y el primero en dar en la diana fue la UD Ibiza, que se adelantó en el marcador gracias al gol de Copi, que debutó con el equipo a lo grande. El de Algeciras, al que ya apodan Copigol rompió la red en el minuto 27 para alegría de la hinchada ibicenca. El Portmany, pese al jarro de agua fria, no se vino abajo y buscó el empate, pero adoleció de frescura e ideas en la faceta ofensiva. El decorado no varió tras el paso por vestuarios. Durante los primeros compases del segundo tiempo, la UD Ibiza buscaba sentenciar el partido y daba más sensación de peligro que los portmanyitas, quienes no acababan de dar con la tecla arriba. Y en el 59, con la expulsión de Samir, se desmoronó el Portmany. Con un jugador menos, el partido se le puso muy cuesta arriba a los visitantes que, pese a no perder de vista el arco defendido por Carlos Moro, no encontraron el modo de meterse en el partido. Ibiza Conduce Los de David Porras, con un futbolista más, sí generaba ocasiones y en el 70, Rafa Payán convirtió el segundo tanto del encuentro para desesperación de la afición portmanyista, que veía cómo se le escapaba el tren de la Preferente. La UD Ibiza dejó visto para sentencia el encuentro y, con la expulsión de Manu Requena dos minutos después, se vio ganador del mismo. Con dos hombres más sobre el verde, los unionistas pudieron marcar algún gol más, pero la precipitación en su juego de ataque impidió que subiera algún chicharro más al marcador. Con el Portmany roto, la UD Ibiza se limitó a guardar el balón y dejar pasar los minutos en busca de un final que acabó con una expulsión más, la de Julián Reina. La afición que se había desplazado desde San Antonio entró en cólera por el arbitraje de Thierry, que acabó el partido entre pitos y abucheos. La hincada unionista, por su parte, festejó, junto a su equipo, un triunfo que vale su peso en oro y que deja al plantel rojillo acariciando el título de Preferente. Los ibicencos, virtualmente, son campeones a falta de tres jornadas para la conclusión del campeonato (Ficha Técnica). La jornada Inter Ibiza 3-2 Sant Jordi (Ficha Técnica) Formentera B 4-2 CD Ibiza (Ficha Técnica) Fabric

1 Comentario

  1. Que se sabe de que la UD cambio el nif para no pagar la deuda?, como hace 8 meses de esto no pueden subir porque tienen que tener como minimo 2 años en regional, todo el mundo lo sabe y nadie habla?, por la money baila el mono ibicenco y balear?, y por que no nacional?. En esta isla no se aprende mas.

Dejar respuesta