El canterano del Sant Jordi se ha ganado un puesto en el equipo titular en su primer año como juvenil.
El canterano del Sant Jordi se ha ganado un puesto en el equipo titular en su primer año como juvenil.
Paco Natera El nuevo año le ha sentado al Sant Jordi de maravilla. Y es que el equipo verdinegro ha celebrado dos triunfos seguidos que le acercan un pelín más al objetivo de la permanencia. Ganó en casa el día de Reyes al Son Oliva (3-2) y el pasado domingo hizo lo propio en el terreno de juego del Ciudad de Palma (2-3). En el Kiko Serra se respira un ambiente triunfal y los muchachos de Lluis Tubau quieren seguir sumando y alargar su buen momento de forma. Y que siga la racha pasa por vencer la fecha que viene al Atlético Jesús en un derbi que se presenta tremendamente atractivo. No en vano, el conjunto rojiblanco ya ha demostrado cómo se las gasta cuando venció de manera sorprendente a la sólida Peña Deportiva de Raúl Casañ (1-2).

En el vestuario del Kiko Serra todo es alegría y buen rollo, aunque la plantilla prefiere tomarse las cosas con cautela. “Es verdad que todo marcha bien, pero nosotros vamos partido a partido, como diría Cholo Simeone. El objetivo del Sant Jordi es lograr la salvación e intentaremos conseguirla lo antes posible”, comenta Sergi Soria, uno de los canteranos del equipo que afronta su primera campaña en el juvenil A. El lateral izquierdo ha irrumpido en el plantel a lo grande, ganándose el respeto de sus compañeros, del cuerpo técnico y haciéndose con un puesto en el equipo titular. “Es mi primer año y las sensaciones que tengo son muy positivas, ya que prácticamente lo estoy jugando todo, cuando al principio creía que tendría que pelar por tener algunos minutos. No me puedo quejar”, afirma el aguerrido defensa del Sant Jordi.

El futbolista opina que el duelo ante el Atlético Jesús no será un camino de rosas y que la victoria se pagará cara. “Superarles no será fácil, ya que parece que han encontrado su mejor versión. Nos medimos a un rival duro que cada jornada está yendo a más y la victoria en el campo de la Peña es el claro ejemplo de su progresión”, sostiene un Sergi Soria que avisa del peligro de Víctor Sánchez. “Es un delantero que está haciendo muy bien las cosas y puede decidir en cualquier momento el partido”, comenta el zaguero, que añade: “De todos modos, el Atlético Jesús es fuerte en todas sus líneas, así que tendremos que estar muy concentrados e imprimir mucha intensidad desde el primer minuto”. Y como en cualquier partido, la clave estará en materializar las ocasiones de gol. “Tenemos que marcar las oportunidades que tengamos”, apostilla.

Sergi Soria es uno de los diamantes del club jordier. Tras un fugaz paso por la Escuela del Atlético Jesús, aterrizó en el pueblo de Las Salinas hace ya trece campañas a base de humildad, sacrificio y calidad. Pero, sobre todo, uno de los culpables del brillante progreso del jugador en la cantera verdinegra fue Kiko Serra. “He tenido mis más y mis menos, pero llevo aquí tanto tiempo gracias a él; me ha ayudado en todo momento y nunca me dejó marchar cuando me daban los típicos berrinches de niño; me enfadaba y me quería ir”, indica el lateral. “Siempre ha tenido mucho contacto con los jugadores. Era un presidente, un amigo y quería mucho al club y a todos su integrantes. La entidd le debe mucho a Kiko Serra”, añade el jugador, que desea seguir muchos años más como verdinegro. “Para mí ser del Sant Jordi es ser de un grande de Ibiza y tengo ganas de seguir creciendo aquí”, concluye.

Sergi Soria: “Ser del Sant Jordi es ser de un grande de Ibiza”

El canterano del Sant Jordi se ha ganado un puesto en el equipo titular en su primer año como juvenil.
El canterano del Sant Jordi se ha ganado un puesto en el equipo titular en su primer año como juvenil.
Paco Natera El nuevo año le ha sentado al Sant Jordi de maravilla. Y es que el equipo verdinegro ha celebrado dos triunfos seguidos que le acercan un pelín más al objetivo de la permanencia. Ganó en casa el día de Reyes al Son Oliva (3-2) y el pasado domingo hizo lo propio en el terreno de juego del Ciudad de Palma (2-3). En el Kiko Serra se respira un ambiente triunfal y los muchachos de Lluis Tubau quieren seguir sumando y alargar su buen momento de forma. Y que siga la racha pasa por vencer la fecha que viene al Atlético Jesús en un derbi que se presenta tremendamente atractivo. No en vano, el conjunto rojiblanco ya ha demostrado cómo se las gasta cuando venció de manera sorprendente a la sólida Peña Deportiva de Raúl Casañ (1-2). En el vestuario del Kiko Serra todo es alegría y buen rollo, aunque la plantilla prefiere tomarse las cosas con cautela. "Es verdad que todo marcha bien, pero nosotros vamos partido a partido, como diría Cholo Simeone. El objetivo del Sant Jordi es lograr la salvación e intentaremos conseguirla lo antes posible", comenta Sergi Soria, uno de los canteranos del equipo que afronta su primera campaña en el juvenil A. El lateral izquierdo ha irrumpido en el plantel a lo grande, ganándose el respeto de sus compañeros, del cuerpo técnico y haciéndose con un puesto en el equipo titular. "Es mi primer año y las sensaciones que tengo son muy positivas, ya que prácticamente lo estoy jugando todo, cuando al principio creía que tendría que pelar por tener algunos minutos. No me puedo quejar", afirma el aguerrido defensa del Sant Jordi. El futbolista opina que el duelo ante el Atlético Jesús no será un camino de rosas y que la victoria se pagará cara. "Superarles no será fácil, ya que parece que han encontrado su mejor versión. Nos medimos a un rival duro que cada jornada está yendo a más y la victoria en el campo de la Peña es el claro ejemplo de su progresión", sostiene un Sergi Soria que avisa del peligro de Víctor Sánchez. "Es un delantero que está haciendo muy bien las cosas y puede decidir en cualquier momento el partido", comenta el zaguero, que añade: "De todos modos, el Atlético Jesús es fuerte en todas sus líneas, así que tendremos que estar muy concentrados e imprimir mucha intensidad desde el primer minuto". Y como en cualquier partido, la clave estará en materializar las ocasiones de gol. "Tenemos que marcar las oportunidades que tengamos", apostilla. Sergi Soria es uno de los diamantes del club jordier. Tras un fugaz paso por la Escuela del Atlético Jesús, aterrizó en el pueblo de Las Salinas hace ya trece campañas a base de humildad, sacrificio y calidad. Pero, sobre todo, uno de los culpables del brillante progreso del jugador en la cantera verdinegra fue Kiko Serra. "He tenido mis más y mis menos, pero llevo aquí tanto tiempo gracias a él; me ha ayudado en todo momento y nunca me dejó marchar cuando me daban los típicos berrinches de niño; me enfadaba y me quería ir", indica el lateral. "Siempre ha tenido mucho contacto con los jugadores. Era un presidente, un amigo y quería mucho al club y a todos su integrantes. La entidd le debe mucho a Kiko Serra", añade el jugador, que desea seguir muchos años más como verdinegro. "Para mí ser del Sant Jordi es ser de un grande de Ibiza y tengo ganas de seguir creciendo aquí", concluye.

5 Comentarios

  1. no tiene pajaritos… la verdad es que es un jugador mediocre. que juegue demuestra la incompetencia de la liga nacional a medida que pasan los años

    • me gustaria verte a ti jugar maquina que seguro que juegas como messi, algun dia pasate por el entreno y nos enseñas a jugar

Dejar respuesta