Xisco Barceló, el rey de la Bola-10, se adueña de la corona balear tras derrotar en la final al ibicenco Vicent Torres

0
727
De izquierda a derecha: Álvarez, Torres, Barceló y Borrueco.

¿Quién dijo que en el billar solo hay espacio para los viejos lobos de mar? Este fin de semana, Ciutadella fue testigo de cómo la juventud y la destreza se hacían con el mando. En un giro de eventos que podría bien ser el guion de una película de Hollywood, Xisco Barceló, el prodigio mallorquín, se coronó campeón de Balears en el emocionante y trepidante mundo de la bola-10.

¿Pero cómo lo hizo? Ah, queridos lectores, no fue un camino de rosas. Tras un subcampeonato en bola-8 que le dejó con la miel en los labios en Eivissa, Barceló llegó a Ciutadella con un único objetivo en mente: redimirse. Y vaya si lo hizo. En el club Pool Garage, donde el olor a tiza y la emoción del billar se mezclan en el aire, nuestro héroe se enfrentó a los desafíos con la precisión de un cirujano y la serenidad de un monje zen.

La final fue un espectáculo de altibajos emocionales, donde la tensión podía cortarse con un taco. Xisco Barceló y Vicent Torres, el retador ibicenco de nervios de acero, se enfrentaron en un duelo que recordaremos durante años. Hubo momentos en los que parecía que la partida se iba a decantar por el lado de Torres, pero fue Barceló, con una calma de otro mundo, quien finalmente se adueñó del set y, con él, de la victoria.

¿Qué podemos decir de los enfrentamientos previos? Barceló no tuvo un camino fácil. Derribó a José Manuel Álvarez con un convincente 7-4, mientras que Torres despejó su camino hacia la final dejando atrás a Ángel Borrueco con un 7-2. Ambos, dignos oponentes, pero simplemente no estaban a la altura del nuevo campeón balear.

El Pool Garage no solo fue el escenario de esta batalla por la corona; también fue el punto de encuentro de los 32 valientes que se atrevieron a soñar con la victoria, en un torneo marcado por el formato de doble KO europeo que no da tregua a los débiles.

¿Y ahora qué? La bola-10 ya tiene rey, pero la batalla no termina aquí. La próxima cita en el calendario es el campeonato de bola-9, que se celebrará en Mallorca. Ahí, se definirá quiénes serán los siguientes en unirse al selecto grupo que representará a Balears en el Campeonato de España absoluto. ¿Será Barceló capaz de repetir su hazaña? Solo el tiempo lo dirá.

Así que, queridos lectores, mientras esperamos el próximo capítulo de esta emocionante saga, no olviden practicar sus mejores jugadas. Quién sabe, tal vez el próximo campeón esté leyendo estas líneas en este preciso momento. ¡Hasta la próxima en el fieltro verde!

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.