Paco Natera El CD Ibiza estaba obligado a ganar si quería seguir manteniéndose con vida en la lucha por el título de la Preferente, pero Brian se encargó de arrojar por el barranco al equipo de David Torres. El Ciudad de Ibiza ha dado un nuevo golpe de autoridad y, tras la disputad de tres jornadas, se mantiene firme en la azotea de la tabla con 7 puntos.

Can Misses registró una buena entrada de público, unas 300 personas, para presenciar un derbi disputado, jugado de poder a poder, aunque con pocas aproximaciones peligrosas en las áreas. Aún así, nada más comenzar el partido, en el minuto 1, Brian, el más listo de la clase, aprovechaba un error defensivo para establecer el 0-1.

Sin duda, un jarro de agua fría para un CD Ibiza que se apoderó del balón en busca del empate, pero enfrente se topó con un granítico Ciudad de Ibiza que no presentaba fisuras en defensa. Una y otra vez lo intentaron los rojillos, pero su fútbol ofensivo se desvanecía en los últimos metros.

Al equipo de Ibon Begoña, con ventaja en el marcador, sí le salían las cosas y antes de que se llegara el descanso, Brian, que rubricó un gran partido, estableció el 0-2 para desesperación de un plantel deportivista que quería, pero no podían abrirse hueco entre la zaga de un City peligroso a la contra.

Los leones dejaron visto para sentencia el encuentro. Quedaban minutos por delante, pero el CD Ibiza no mordía, pese a los gritos del portero Prats alentando a los suyos. David Torres movió el banquillo en busca de la reacción, pero ésta no llegó para frustración de un plantel que dice prácticamente adiós al sueño del ascenso.

0-2. Brian arroja al CD Ibiza al pozo

Paco Natera El CD Ibiza estaba obligado a ganar si quería seguir manteniéndose con vida en la lucha por el título de la Preferente, pero Brian se encargó de arrojar por el barranco al equipo de David Torres. El Ciudad de Ibiza ha dado un nuevo golpe de autoridad y, tras la disputad de tres jornadas, se mantiene firme en la azotea de la tabla con 7 puntos.Can Misses registró una buena entrada de público, unas 300 personas, para presenciar un derbi disputado, jugado de poder a poder, aunque con pocas aproximaciones peligrosas en las áreas. Aún así, nada más comenzar el partido, en el minuto 1, Brian, el más listo de la clase, aprovechaba un error defensivo para establecer el 0-1.Sin duda, un jarro de agua fría para un CD Ibiza que se apoderó del balón en busca del empate, pero enfrente se topó con un granítico Ciudad de Ibiza que no presentaba fisuras en defensa. Una y otra vez lo intentaron los rojillos, pero su fútbol ofensivo se desvanecía en los últimos metros.Al equipo de Ibon Begoña, con ventaja en el marcador, sí le salían las cosas y antes de que se llegara el descanso, Brian, que rubricó un gran partido, estableció el 0-2 para desesperación de un plantel deportivista que quería, pero no podían abrirse hueco entre la zaga de un City peligroso a la contra.Los leones dejaron visto para sentencia el encuentro. Quedaban minutos por delante, pero el CD Ibiza no mordía, pese a los gritos del portero Prats alentando a los suyos. David Torres movió el banquillo en busca de la reacción, pero ésta no llegó para frustración de un plantel que dice prácticamente adiós al sueño del ascenso.

2 Comentarios

  1. Me comentan que Jordi Cruyff ya tiene preparada la chequera para el año que viene… Que tiemblen la Penya y el Sant Rafel…

Dejar respuesta