Al Ibiza la ha tocado morder el polvo en esta jornada, festivo de las Islas Baleares. El equipo que entrena Toni Amor ha perdido en Manacor doce jornadas después de caer por última vez, en el campo del Mallorca B, rompiendo una excepcional racha de resultados en donde lo ha ganado todo menos un partido, el que empató ante el Binissalem (0-0).

Al equipo mallorquín le ha bastado un gol en el minuto 4 de Joan Roig para llevarse los tres puntos en disputa ante un Ibiza dominador, pero al que no le ha salido nada en la zona de ataque, donde se deciden los partidos. Ni Cirio, en esta ocasión, ha podido salvar los muebles de un plantel que sigue líder, pero ahora a sólo un punto del filial mallorquinista.

El conjunto de Can Misses intentó por activa y por pasiva encontrar la portería rival, pero fue misión imposible porque el Manacor se atrincheró en su campo, detrás del balón, después de adelantarse en el marcador, sin dejar espacios para que el líder encontrara el camino del gol.

Así pues, los unionistas certifican su cuarta derrota esta temporada y el quinto partido sin encontrar la red rival. La próxima jornada, este domingo ante el Santanyí, los de Toni Amor tratarán, delante de su afición, encontrar de nuevo el camino del triunfo para seguir en lo más alto de la tabla clasificatoria.

1-0. Son mortales

Al Ibiza la ha tocado morder el polvo en esta jornada, festivo de las Islas Baleares. El equipo que entrena Toni Amor ha perdido en Manacor doce jornadas después de caer por última vez, en el campo del Mallorca B, rompiendo una excepcional racha de resultados en donde lo ha ganado todo menos un partido, el que empató ante el Binissalem (0-0). Al equipo mallorquín le ha bastado un gol en el minuto 4 de Joan Roig para llevarse los tres puntos en disputa ante un Ibiza dominador, pero al que no le ha salido nada en la zona de ataque, donde se deciden los partidos. Ni Cirio, en esta ocasión, ha podido salvar los muebles de un plantel que sigue líder, pero ahora a sólo un punto del filial mallorquinista. El conjunto de Can Misses intentó por activa y por pasiva encontrar la portería rival, pero fue misión imposible porque el Manacor se atrincheró en su campo, detrás del balón, después de adelantarse en el marcador, sin dejar espacios para que el líder encontrara el camino del gol. Así pues, los unionistas certifican su cuarta derrota esta temporada y el quinto partido sin encontrar la red rival. La próxima jornada, este domingo ante el Santanyí, los de Toni Amor tratarán, delante de su afición, encontrar de nuevo el camino del triunfo para seguir en lo más alto de la tabla clasificatoria.

No hay comentarios

Dejar respuesta