La puesta de largo de la Peña Deportiva delante de sus aficionados se ha saldado con un derrota por la mínima ante el Son Oliva, que se ha sabido jugar sus cartas para llevarse los tres puntos. Los jugadores de Raúl Casañ y Juan San Vicente no han estado finos en el terreno de juego y no han sabido ni podido hacer daño a un contrincante que se adelantó en el marcador en el minuto 35 gracias a un gol de Marcos. Un jarro de agua fría que fue congelada cuando el colegiado expulsó al portero Paco en el 40 por tocar un balón fuera del área. A los blancos se les complicaba el encuentro para la segunda parte.

Tras el asueto, la Peña buscó recortar diferencias en el marcador, pero su fútbol era demasiado espeso como para llegar con claridad a la portería defendida por Balaguer. Demasiados nervios y pérdidas de balón no ayudaron a los blancos y el Son Oliva sacó petróleo de una jugada inofensiva para establecer el 0-2 en el 69 con un chicharro de Ignacio. Los mallorquines encarrilaban el choque y dejaban tocada a una Peña que le costará tomarle el pulso a la categoría.

Aún así, los de la Villa del Río pudieron meterse en el partido en el minuto 79 por mediación de Marc Torres, que cabeceó a la red un preciso envío de Agus. El plantel de Raúl Casañ y Juan San Vicente se animó y creyó en sus posibilidades, pese a jugar en inferioridad. Y el empate pudo llegar si el árbitro hubiese señalado un penalti a Samu, pero Josep Roig no apreció falta en la acción.

Al final, no hubo tiempo para más y la Peña perdió su primer partido esta temporada, dejando escapar tres puntos ante un rival que no mereció tanto premio.

1-2. Derrota en el debut de la Peña delante de su afición

La puesta de largo de la Peña Deportiva delante de sus aficionados se ha saldado con un derrota por la mínima ante el Son Oliva, que se ha sabido jugar sus cartas para llevarse los tres puntos. Los jugadores de Raúl Casañ y Juan San Vicente no han estado finos en el terreno de juego y no han sabido ni podido hacer daño a un contrincante que se adelantó en el marcador en el minuto 35 gracias a un gol de Marcos. Un jarro de agua fría que fue congelada cuando el colegiado expulsó al portero Paco en el 40 por tocar un balón fuera del área. A los blancos se les complicaba el encuentro para la segunda parte. Tras el asueto, la Peña buscó recortar diferencias en el marcador, pero su fútbol era demasiado espeso como para llegar con claridad a la portería defendida por Balaguer. Demasiados nervios y pérdidas de balón no ayudaron a los blancos y el Son Oliva sacó petróleo de una jugada inofensiva para establecer el 0-2 en el 69 con un chicharro de Ignacio. Los mallorquines encarrilaban el choque y dejaban tocada a una Peña que le costará tomarle el pulso a la categoría. Aún así, los de la Villa del Río pudieron meterse en el partido en el minuto 79 por mediación de Marc Torres, que cabeceó a la red un preciso envío de Agus. El plantel de Raúl Casañ y Juan San Vicente se animó y creyó en sus posibilidades, pese a jugar en inferioridad. Y el empate pudo llegar si el árbitro hubiese señalado un penalti a Samu, pero Josep Roig no apreció falta en la acción. Al final, no hubo tiempo para más y la Peña perdió su primer partido esta temporada, dejando escapar tres puntos ante un rival que no mereció tanto premio.

2 Comentarios

  1. Para espesos el trio arbitral. Espero que cuando jueguen los nuestros fuera de casa, los árbitros sean tan rigurosos con los suyos como los que nos han arbitrado hoy con nosotros.

  2. Para espesos el trio arbitral. Espero que cuando jueguen los nuestros fuera de casa, los árbitros sean tan rigurosos con los suyos como los que nos han arbitrado hoy con nosotros.

Dejar respuesta