Carlos Pérez deja el Formentera y firma por el City

0
1178
Carlos Pérez posa junto a su ya excompañero Marcos Contreras (Foto: Fútbol Pitiuso).

Paco Natera La etapa de Carlos Pérez en el Formentera ha tocado a su fin. El portero sevillano, que llegó a la isla en la temporada 2014-2015, ha decidido dejar la disciplina del equipo rojinegro para enrolarse en el proyecto de Ibon Begoña en el Ciudad de Ibiza, noticia que adelanta Fútbol Pitiuso en exclusiva. Los motivos no son otros que la falta de minutos que ha sufrido desde que aterrizó en el Municipal de San Francisco Javier, primero con Luis Elcacho y después con Tito García Sanjuán, quien tampoco cuenta con el cancerbero, de 24 años.

Carlos Pérez ha confirmado su fichaje por el City esta misma mañana a Fútbol Pitiuso. “Es cierto, pero no ha podido decir nada hasta que se ha cerrado”, afirma el andaluz, que explica por qué se ha marchado del Formentera. “Soy muy joven y necesito jugar, tener minutos. Sólo así podré progresar y seguir formándome. Desde que llegué, apenas he participado en partidos y es muy duro seguir adelante sin tener un mínimo de protagonismo”, añade el portero, que siguió esta campaña en el plantel esperando una oportunidad, la cual, transcurridas 11 jornadas de Liga y seis partidos de Copa, no ha llegado. “Decidí renovar este verano pensando que con el cambio de míster mi situación sería diferente, pero nada ha cambiado”, confiesa.

logo-paco-natera_apaisado

Ahora, una nueva ventana a la esperanza se le abre de par en par en par a Carlos López, que se marcha a Can Misses con mucha ilusión y ganas, pese a que el cambio de equipo supone perderse el cruce copero contra el Sevilla, el club de su vida. “Es una putada, pero es lo que hay. Al final, y aunque me pese, sólo jugaría una eliminatoria. Es verdad que es ante un equipo de Primera y que jugaremos en el Ramón Sánchez Pizjuán, pero esta aventura, por muy bonita que sea, acabará y después volveré a mi realidad. Ahora, pienso en disfrutar del fútbol en el Ciudad de Ibiza, ganarme un puesto y tratar de tener los minutos que no he tenido en el Formentera”, aclara el guardameta, que, pese a todo, dice adiós tras vivir grandes momentos en la Pitiusa menor.

Esta noche, a partir de las 21:00 horas, a Carlos Pérez le cambiará su vida deportiva en el mismo momento que pise el verde de Can Misses para realizar su primer entrenamiento bajo las órdenes de Ibon Begoña. El portero sevillano que tan mal lo ha pasado en Formentera siendo la sombra de Marcos Contreras, está deseando iniciar un nuevo ciclo, una nueva etapa en Ibiza de la mano del Ciudad de Ibiza. “Espero que todo salga bien, la verdad. Necesitaba este cambio. Llego a mi nuevo club muy feliz, con ganas de trabajar y de ayudar a que el club cumpla sus objetivos”, sostiene el portero, que suple la baja del argentino Pablo Varela y que compartirá el arco citizen con Koki.

ali-baba

A continuación, reportaje que Fútbol Pitiuso iba a publicar hoy miércoles. Esta redacción habló con el portero ayer por la tarde, cuando la operación de su traspaso al Ciudad de Ibiza aún no se había cerrado. “No pude decir nada porque no estaba claro lo de mi fichaje”, ha comentado Carlos Pérez esta mañana.

Alma sevillana, puro corazón rojillo

R. Sundaysson Alma sevillana y puro corazón rojillo. Marcos Contreras y Carlos Pérez, los dos guardametas del Formentera, han desarrollado unas trayectorias deportivas casi paralelas, llegando a militar, curiosamente, hasta en el mismo club, el Alcalá, antes de recalar y coincidir finalmente en el conjunto pitiuso. No obstante, entre ambos compañeros de fatigas bajo los palos del Formentera existe una clara y palpable diferencia en cuanto a sus simpatías deportivas hacia el todopoderoso Sevilla, el próximo rival de los rojillos en la Copa del Rey.

A Marcos Contreras, formado en las categorías inferiores del Real Betis, le corre con fuerza por las venas un profundo sentimiento verdiblanco, mientras que su compañero y paisano Carlos Pérez, formado en la otra orilla del Guadalquivir, en la cantera de Nervión, le profesa un hondo cariño al club sevillista. De cualquier modo, como ‘verderón’ y ‘palangana’, ambos porteros vivirán con una especial emoción y motivación los históricos duelos coperos que les enfrentarán a los de Sampaoli.

can-tommy

A este respecto, Contreras destacó que “sí, soy bético, pero no guardo ningún odio ni animadversión contra el Sevilla más allá de la típica rivalidad deportiva que existe históricamente entre los aficionados de los dos clubes. Jugar este duelo copero con el Formentera ante el Sevilla me hace mucha ilusión porque podrá ir mucha gente de mi familia a verme jugar en el Sánchez Pizjuán. Como portero del Formentera y como aficionado bético esta eliminatoria me motiva especialmente para dar lo mejor de mí mismo”.

Por su parte, Carlos Pérez indicó que “pasé 11 años en la cantera del Sevilla y soy sevillista de sentimiento. Estoy muy ilusionado de cara a esta eliminatoria copera porque van a ser dos partidos importantes y muy especiales para mí. Ahora mismo lo primero es el Formentera. Si nos marca el Sevilla me molestará durante el partido, pero después, una vez que acaben estos encuentros, iré otra vez a muerte con el Sevilla”.

orenes

De cara a la eliminatoria copera, Marcos Contreras señaló que “para nosotros, pase lo que pase frente al Sevilla, ya es como si hubiéramos ganado la Copa. Podemos darnos con un canto en los dientes después de ser el único equipo de Tercera que ha conseguido llegar hasta donde hemos llegado y de tener la posibilidad de luchar e intentar pasar la eliminatoria jugando contra un club grande y del inmenso potencial como equipo que tiene el Sevilla”.

Asimismo, Carlos Pérez manifestó que “tenemos que ser realistas y ser conscientes de que jugaremos contra un súper equipazo que está entre los mejores de toda Europa, tal y como lo ha estado demostrando con los títulos que ha venido ganando en las últimas temporadas. En nuestro campo tenemos que intentar rascar algo o, por lo menos, irnos con un 0-0 ó  1-1 que nos permita seguir manteniendo la ilusión y tener algunas opciones. Allí, en el Sánchez Pizjuán, será todo mucho más complicado y habrá que ver cómo nos salen”.

ilusions-pool

Sobre sus sensaciones en los días previos a la visita del conjunto hispalense al Sant Francesc Xavier, Marcos Contreras aseguró que “la verdad es que lo tengo aún muy en el horizonte porque tenemos que estar centrados en la liga y no podemos despistarnos, aunque está claro que se hace bastante complicado eludir el tema. Estoy ilusionado y con muchas ganas con muchas ganas de poder saborearlo”.

Su compañero Carlos Pérez reconoció que “desde que se enteraron que nos había tocado el Sevilla toda la familia y muchos amigos empezaron a llamarme para felicitarnos y para pedirme alguna entrada o que les guardara una camiseta. Tengo el móvil echando humo de tantos mensajes. Poder estar en estos partidos es un sueño para cualquier jugador, por eso me encantaría tener la oportunidad de jugar y de disfrutar aunque sea de algunos minutos sobre el campo”.

Para uno y para otro, a pesar de su alma sevillana y del pique con duende futbolero que han mamado desde pequeños a orillas del Guadalquivir, para Marcos Contreras y Carlos Pérez, unidos hoy día por un mismo destino, lo más importante es que les late con fuerza un poderoso e irreductible corazón de color rojillo.

led

Carlos Pérez deja el Formentera y firma por el City

Paco Natera La etapa de Carlos Pérez en el Formentera ha tocado a su fin. El portero sevillano, que llegó a la isla en la temporada 2014-2015, ha decidido dejar la disciplina del equipo rojinegro para enrolarse en el proyecto de Ibon Begoña en el Ciudad de Ibiza, noticia que adelanta Fútbol Pitiuso en exclusiva. Los motivos no son otros que la falta de minutos que ha sufrido desde que aterrizó en el Municipal de San Francisco Javier, primero con Luis Elcacho y después con Tito García Sanjuán, quien tampoco cuenta con el cancerbero, de 24 años.Carlos Pérez ha confirmado su fichaje por el City esta misma mañana a Fútbol Pitiuso. "Es cierto, pero no ha podido decir nada hasta que se ha cerrado", afirma el andaluz, que explica por qué se ha marchado del Formentera. "Soy muy joven y necesito jugar, tener minutos. Sólo así podré progresar y seguir formándome. Desde que llegué, apenas he participado en partidos y es muy duro seguir adelante sin tener un mínimo de protagonismo", añade el portero, que siguió esta campaña en el plantel esperando una oportunidad, la cual, transcurridas 11 jornadas de Liga y seis partidos de Copa, no ha llegado. "Decidí renovar este verano pensando que con el cambio de míster mi situación sería diferente, pero nada ha cambiado", confiesa.logo-paco-natera_apaisadoAhora, una nueva ventana a la esperanza se le abre de par en par en par a Carlos López, que se marcha a Can Misses con mucha ilusión y ganas, pese a que el cambio de equipo supone perderse el cruce copero contra el Sevilla, el club de su vida. "Es una putada, pero es lo que hay. Al final, y aunque me pese, sólo jugaría una eliminatoria. Es verdad que es ante un equipo de Primera y que jugaremos en el Ramón Sánchez Pizjuán, pero esta aventura, por muy bonita que sea, acabará y después volveré a mi realidad. Ahora, pienso en disfrutar del fútbol en el Ciudad de Ibiza, ganarme un puesto y tratar de tener los minutos que no he tenido en el Formentera", aclara el guardameta, que, pese a todo, dice adiós tras vivir grandes momentos en la Pitiusa menor.Esta noche, a partir de las 21:00 horas, a Carlos Pérez le cambiará su vida deportiva en el mismo momento que pise el verde de Can Misses para realizar su primer entrenamiento bajo las órdenes de Ibon Begoña. El portero sevillano que tan mal lo ha pasado en Formentera siendo la sombra de Marcos Contreras, está deseando iniciar un nuevo ciclo, una nueva etapa en Ibiza de la mano del Ciudad de Ibiza. "Espero que todo salga bien, la verdad. Necesitaba este cambio. Llego a mi nuevo club muy feliz, con ganas de trabajar y de ayudar a que el club cumpla sus objetivos", sostiene el portero, que suple la baja del argentino Pablo Varela y que compartirá el arco citizen con Koki.ali-babaA continuación, reportaje que Fútbol Pitiuso iba a publicar hoy miércoles. Esta redacción habló con el portero ayer por la tarde, cuando la operación de su traspaso al Ciudad de Ibiza aún no se había cerrado. "No pude decir nada porque no estaba claro lo de mi fichaje", ha comentado Carlos Pérez esta mañana.Alma sevillana, puro corazón rojilloR. Sundaysson Alma sevillana y puro corazón rojillo. Marcos Contreras y Carlos Pérez, los dos guardametas del Formentera, han desarrollado unas trayectorias deportivas casi paralelas, llegando a militar, curiosamente, hasta en el mismo club, el Alcalá, antes de recalar y coincidir finalmente en el conjunto pitiuso. No obstante, entre ambos compañeros de fatigas bajo los palos del Formentera existe una clara y palpable diferencia en cuanto a sus simpatías deportivas hacia el todopoderoso Sevilla, el próximo rival de los rojillos en la Copa del Rey.A Marcos Contreras, formado en las categorías inferiores del Real Betis, le corre con fuerza por las venas un profundo sentimiento verdiblanco, mientras que su compañero y paisano Carlos Pérez, formado en la otra orilla del Guadalquivir, en la cantera de Nervión, le profesa un hondo cariño al club sevillista. De cualquier modo, como ‘verderón’ y ‘palangana’, ambos porteros vivirán con una especial emoción y motivación los históricos duelos coperos que les enfrentarán a los de Sampaoli.can-tommyA este respecto, Contreras destacó que “sí, soy bético, pero no guardo ningún odio ni animadversión contra el Sevilla más allá de la típica rivalidad deportiva que existe históricamente entre los aficionados de los dos clubes. Jugar este duelo copero con el Formentera ante el Sevilla me hace mucha ilusión porque podrá ir mucha gente de mi familia a verme jugar en el Sánchez Pizjuán. Como portero del Formentera y como aficionado bético esta eliminatoria me motiva especialmente para dar lo mejor de mí mismo”.Por su parte, Carlos Pérez indicó que “pasé 11 años en la cantera del Sevilla y soy sevillista de sentimiento. Estoy muy ilusionado de cara a esta eliminatoria copera porque van a ser dos partidos importantes y muy especiales para mí. Ahora mismo lo primero es el Formentera. Si nos marca el Sevilla me molestará durante el partido, pero después, una vez que acaben estos encuentros, iré otra vez a muerte con el Sevilla”.orenesDe cara a la eliminatoria copera, Marcos Contreras señaló que “para nosotros, pase lo que pase frente al Sevilla, ya es como si hubiéramos ganado la Copa. Podemos darnos con un canto en los dientes después de ser el único equipo de Tercera que ha conseguido llegar hasta donde hemos llegado y de tener la posibilidad de luchar e intentar pasar la eliminatoria jugando contra un club grande y del inmenso potencial como equipo que tiene el Sevilla”.Asimismo, Carlos Pérez manifestó que “tenemos que ser realistas y ser conscientes de que jugaremos contra un súper equipazo que está entre los mejores de toda Europa, tal y como lo ha estado demostrando con los títulos que ha venido ganando en las últimas temporadas. En nuestro campo tenemos que intentar rascar algo o, por lo menos, irnos con un 0-0 ó  1-1 que nos permita seguir manteniendo la ilusión y tener algunas opciones. Allí, en el Sánchez Pizjuán, será todo mucho más complicado y habrá que ver cómo nos salen”.ilusions-poolSobre sus sensaciones en los días previos a la visita del conjunto hispalense al Sant Francesc Xavier, Marcos Contreras aseguró que “la verdad es que lo tengo aún muy en el horizonte porque tenemos que estar centrados en la liga y no podemos despistarnos, aunque está claro que se hace bastante complicado eludir el tema. Estoy ilusionado y con muchas ganas con muchas ganas de poder saborearlo”.Su compañero Carlos Pérez reconoció que “desde que se enteraron que nos había tocado el Sevilla toda la familia y muchos amigos empezaron a llamarme para felicitarnos y para pedirme alguna entrada o que les guardara una camiseta. Tengo el móvil echando humo de tantos mensajes. Poder estar en estos partidos es un sueño para cualquier jugador, por eso me encantaría tener la oportunidad de jugar y de disfrutar aunque sea de algunos minutos sobre el campo”.Para uno y para otro, a pesar de su alma sevillana y del pique con duende futbolero que han mamado desde pequeños a orillas del Guadalquivir, para Marcos Contreras y Carlos Pérez, unidos hoy día por un mismo destino, lo más importante es que les late con fuerza un poderoso e irreductible corazón de color rojillo.led

No hay comentarios

Dejar respuesta