El equipo de Vicente Román jugó con nueve jugadores los últimos minutos del partido.
El equipo de Vicente Román jugó con nueve jugadores los últimos minutos del partido.

noudiari.es San Rafael y Esporles se han repartido los puntos (1-1) de un partido que ha tenido como desgraciado protagonista a un árbitro malo, sin personalidad y poco o nada cualificado para impartir justicia sobre un terreno de juego, Sarmiento Ballester. Se erigió en foco de atención ya desde la primera parte y se fue creciendo con el paso de los minutos.

De tarjeta fácil, fue cargando de amarillas a los de casa desde el primer tiempo y a los de fuera les pitó un penalti en contra en el segundo tiempo nadie más que él vio. No gustó, no hizo bien su trabajo y dejó al San Rafael con nueve jugadores sobre el campo en el minuto 74 cuando en todo el partido no hubo una mala patada y ni un feo gesto por parte de nadie. Un despropósito de árbitro.

El San Rafael no mereció ganar porque a pesar de que gozó de más y mejores ocasiones que su rival, que se prodigó más bien poco en ataque, le faltó puntería. Tuvieron el gol en sus botas tanto Luque como Pantoja en el primer acto, pero no acertaron a alojar el cuero en el fondo de las mallas cuando todo pintaba a su favor y esto lastró al grupo de sa Creu en un partido gris y extraño por la manera en que lo manejó el trencilla de turno.

Le cuesta al conjunto de Vicente Román hacer gol. Solo que marcara el 10 por ciento de las ocasiones que genera estaría mucho más arriba en la tabla, ya que llega de forma fluida a los metros finales, pero ahí se atasca, se nubla. No era el día de los hombres de ataque del equipo ibicenco, serio atrás, combinativo en la zona ancha y negado en los metros finales, donde se deciden los partidos.

El encuentro llegó al intermedio con empate a cero en el marcador y la sensación de que los de casa podrían haber dejado el choque perfectamente encarrilado de no ser por su falta de pegada. El árbitro, a todo esto, ya había dado muestras de que no sabía estar en su sitio ni pasar desapercibido y había ido mostrando cartulinas en acciones que eran falta a secas, sin más.

Le va la marcha a Sarmiento Ballester, que no le bastó con ser juez y quiso ser parte también. Durante la primera parte ya dio muestras de que eso de pasar desapercibido no va con él, que han de verle para que se sepa que también participa del espectáculo, para que se sienta realizado. Mala cosa para un árbitro. No obstante, cuando la empezó a liar de verdad fue tras el descanso.

En el minuto 66 pitó penalti del Esporles sobre Jordi Serra en una acción en la que éste y un rival saltaron de cabeza a por un balón y que ni siquiera tendría que haber sido castigada con falta. Igual el árbitro se dio cuenta de que había metido la pata, quiso ‘arreglar’ el desaguisado y no encontró mejor forma de hacerlo que expulsando a los dos puntas del San Rafael, Pantoja, que venía amonestado del primer tiempo, y Luque, que vio dos amarillas en poco tiempo, y a los que echó  de forma consecutiva en los minutos 69 y 74.

Con dos menos sobre el terreno de juego, el San Rafael se atrincheró en la retaguardia para tratar de salvaguardar la renta adquirida desde el punto fatídico con un gol marcado por Luque en el minuto 67, pero eso no fue posible porque el Esporles puso toda la carne en el asador y Gaspar consiguió batir al meta local en su salida tras un buen centro en profundidad a falta de cinco minutos para la conclusión del tiempo reglamentario.

Tras el empate, el Esporles fue de primeras a por el segundo, pero dos salidas a la contra del San Rafael le hicieron ser más respetuoso y precavido y prefirió sumar un punto a irse de vacío, con lo que no echó el resto en un partido pobre y deslucido por el desatinado concierto de silbato.

Vicente Román: “Felicito a mis jugadores por el partido realizado”
El entrenador del San Rafael, Vicente Román, no quiso valorar el arbitraje y prefirió morderse la lengua que meterse en un lío. “Dejó cualquier valoración para vosotros (los periodistas)” dijo tras el apartido. “Me voy a ceñir al partido que ha realizado mi equipo y en este sentido quiero felicitar a los jugadores, porque aún con dos menos han estado bien plantados en el campo. Si al final hubiésemos perdido, cosa que podría haber sucedido estando tanto tiempo con dos menos, también les habría dado la enhorabuena por el encuentro que han jugado”, prosiguió.

Román comentó, asimismo, que hasta la expulsión de sus dos puntas su equipo había tenido el partido “controlado”, resalto el “esfuerzo” de sus futbolistas y lamentó el hecho de haber tenido que cambiar a Jordi Serra por un central (Carboneras) después de que el primero hubiera ingresado en el partido tras el descanso en detrimento de Fofi.

Miquel Arjona: “Todos hemos acabado descontentos con el árbitro”
El entrenador del Esporles, Miquel Arjona, comentó tras el partido que “todos, los dos equipos”, habían acabado “descontentos con el árbitro”. “La semana pasada nos tocó a nosotros, esta ha recibido el San Rafael. Creo que simples faltas en las que no había nada más se han convertido en tarjetas amarillas de forma injusta y el penalti que nos han pitado en contra no ha sido más que una acción en la que dos jugadores han ido de cabeza a por el balón”. Sobre el rival, el preparador del Esporles ha dicho que el San Rafael es un rival incómodo y “muy complicado en su campo”.

– Ficha técnica:

1.- San Rafael: Hortal, Aparicio, Yeste, Gadi, Enric, Iván Morales, Luque, Elías (Cristian Cruz, min, 65) Pantoja, Fofi (Jordi Serra, min. 45 (Carboneras, min. 76)) y Zurdo.

1.- Esporles: Pau, Lluís, Llabrés, Quique, Raúl, Gaspar, Gual (Josete, min. 57), Rigo, Ferra, Xino (Bordoy, min. 71) y Mike (Perona, min. 76).

Goles: 1-0. Minuto 67. Luque, de penalti. 1-1. Minuto 85. Gaspar, por encima del meta.

Árbitro: Sarmiento Ballester, asistido en las bandas por Serra y Martínez. Arbitraje desastroso. Malo para los dos equipos. Tarjetero, sin personalidad y falto de criterio para ejercer la labor de colegiado. Mostró amarilla a los visitantes Llabrés, Perona, Ferra y Josete y a los locales Aparicio, Enric, Román, Luque y Pantoja, a estos dos últimos en dos ocasiones, por lo que fueron expulsados en los minutos 74 y 69, respectivamente. También expulsó con roja directa al segundo entrenador del San Rafael, Álex Arabí.

Incicencias: Unas 300 personas en el municipal de deportes de Sant Rafael.

Deplorable concierto de silbato de Sarmiento Ballester en San Rafael

El equipo de Vicente Román jugó con nueve jugadores los últimos minutos del partido.
El equipo de Vicente Román jugó con nueve jugadores los últimos minutos del partido.
noudiari.es San Rafael y Esporles se han repartido los puntos (1-1) de un partido que ha tenido como desgraciado protagonista a un árbitro malo, sin personalidad y poco o nada cualificado para impartir justicia sobre un terreno de juego, Sarmiento Ballester. Se erigió en foco de atención ya desde la primera parte y se fue creciendo con el paso de los minutos. De tarjeta fácil, fue cargando de amarillas a los de casa desde el primer tiempo y a los de fuera les pitó un penalti en contra en el segundo tiempo nadie más que él vio. No gustó, no hizo bien su trabajo y dejó al San Rafael con nueve jugadores sobre el campo en el minuto 74 cuando en todo el partido no hubo una mala patada y ni un feo gesto por parte de nadie. Un despropósito de árbitro. El San Rafael no mereció ganar porque a pesar de que gozó de más y mejores ocasiones que su rival, que se prodigó más bien poco en ataque, le faltó puntería. Tuvieron el gol en sus botas tanto Luque como Pantoja en el primer acto, pero no acertaron a alojar el cuero en el fondo de las mallas cuando todo pintaba a su favor y esto lastró al grupo de sa Creu en un partido gris y extraño por la manera en que lo manejó el trencilla de turno. Le cuesta al conjunto de Vicente Román hacer gol. Solo que marcara el 10 por ciento de las ocasiones que genera estaría mucho más arriba en la tabla, ya que llega de forma fluida a los metros finales, pero ahí se atasca, se nubla. No era el día de los hombres de ataque del equipo ibicenco, serio atrás, combinativo en la zona ancha y negado en los metros finales, donde se deciden los partidos. El encuentro llegó al intermedio con empate a cero en el marcador y la sensación de que los de casa podrían haber dejado el choque perfectamente encarrilado de no ser por su falta de pegada. El árbitro, a todo esto, ya había dado muestras de que no sabía estar en su sitio ni pasar desapercibido y había ido mostrando cartulinas en acciones que eran falta a secas, sin más. Le va la marcha a Sarmiento Ballester, que no le bastó con ser juez y quiso ser parte también. Durante la primera parte ya dio muestras de que eso de pasar desapercibido no va con él, que han de verle para que se sepa que también participa del espectáculo, para que se sienta realizado. Mala cosa para un árbitro. No obstante, cuando la empezó a liar de verdad fue tras el descanso. En el minuto 66 pitó penalti del Esporles sobre Jordi Serra en una acción en la que éste y un rival saltaron de cabeza a por un balón y que ni siquiera tendría que haber sido castigada con falta. Igual el árbitro se dio cuenta de que había metido la pata, quiso ‘arreglar’ el desaguisado y no encontró mejor forma de hacerlo que expulsando a los dos puntas del San Rafael, Pantoja, que venía amonestado del primer tiempo, y Luque, que vio dos amarillas en poco tiempo, y a los que echó  de forma consecutiva en los minutos 69 y 74. Con dos menos sobre el terreno de juego, el San Rafael se atrincheró en la retaguardia para tratar de salvaguardar la renta adquirida desde el punto fatídico con un gol marcado por Luque en el minuto 67, pero eso no fue posible porque el Esporles puso toda la carne en el asador y Gaspar consiguió batir al meta local en su salida tras un buen centro en profundidad a falta de cinco minutos para la conclusión del tiempo reglamentario. Tras el empate, el Esporles fue de primeras a por el segundo, pero dos salidas a la contra del San Rafael le hicieron ser más respetuoso y precavido y prefirió sumar un punto a irse de vacío, con lo que no echó el resto en un partido pobre y deslucido por el desatinado concierto de silbato. Vicente Román: “Felicito a mis jugadores por el partido realizado” El entrenador del San Rafael, Vicente Román, no quiso valorar el arbitraje y prefirió morderse la lengua que meterse en un lío. “Dejó cualquier valoración para vosotros (los periodistas)” dijo tras el apartido. “Me voy a ceñir al partido que ha realizado mi equipo y en este sentido quiero felicitar a los jugadores, porque aún con dos menos han estado bien plantados en el campo. Si al final hubiésemos perdido, cosa que podría haber sucedido estando tanto tiempo con dos menos, también les habría dado la enhorabuena por el encuentro que han jugado”, prosiguió. Román comentó, asimismo, que hasta la expulsión de sus dos puntas su equipo había tenido el partido “controlado”, resalto el “esfuerzo” de sus futbolistas y lamentó el hecho de haber tenido que cambiar a Jordi Serra por un central (Carboneras) después de que el primero hubiera ingresado en el partido tras el descanso en detrimento de Fofi. Miquel Arjona: “Todos hemos acabado descontentos con el árbitro” El entrenador del Esporles, Miquel Arjona, comentó tras el partido que “todos, los dos equipos”, habían acabado “descontentos con el árbitro”. “La semana pasada nos tocó a nosotros, esta ha recibido el San Rafael. Creo que simples faltas en las que no había nada más se han convertido en tarjetas amarillas de forma injusta y el penalti que nos han pitado en contra no ha sido más que una acción en la que dos jugadores han ido de cabeza a por el balón”. Sobre el rival, el preparador del Esporles ha dicho que el San Rafael es un rival incómodo y “muy complicado en su campo”. – Ficha técnica: 1.- San Rafael: Hortal, Aparicio, Yeste, Gadi, Enric, Iván Morales, Luque, Elías (Cristian Cruz, min, 65) Pantoja, Fofi (Jordi Serra, min. 45 (Carboneras, min. 76)) y Zurdo. 1.- Esporles: Pau, Lluís, Llabrés, Quique, Raúl, Gaspar, Gual (Josete, min. 57), Rigo, Ferra, Xino (Bordoy, min. 71) y Mike (Perona, min. 76). Goles: 1-0. Minuto 67. Luque, de penalti. 1-1. Minuto 85. Gaspar, por encima del meta. Árbitro: Sarmiento Ballester, asistido en las bandas por Serra y Martínez. Arbitraje desastroso. Malo para los dos equipos. Tarjetero, sin personalidad y falto de criterio para ejercer la labor de colegiado. Mostró amarilla a los visitantes Llabrés, Perona, Ferra y Josete y a los locales Aparicio, Enric, Román, Luque y Pantoja, a estos dos últimos en dos ocasiones, por lo que fueron expulsados en los minutos 74 y 69, respectivamente. También expulsó con roja directa al segundo entrenador del San Rafael, Álex Arabí. Incicencias: Unas 300 personas en el municipal de deportes de Sant Rafael.

No hay comentarios

Dejar respuesta