El entrenador del Formentera B, Edu Ortiz, asegura que Palomo era el corazón y el alma del grupo.
El entrenador del Formentera B, Edu Ortiz, asegura que Palomo  lo era todo en el vestuario.

David Alba No hay nada más complicado que superar la pérdida de un ser querido. Al Formentera B aún le cuesta asimilar que un pequeño rincón del vestuario, pero gran espacio en sus corazones ya no será cubierto. La repentina muerte de Antonio Palomo les ha dejado malheridos. La tristeza es mala compañera de viaje y el entrenador Eduardo Ortiz reconoce que aún no sabe bien cómo lidiar con ella. “Teníamos muy buenas sensaciones porque estábamos recuperando a gente muy interesante para el equipo, pero hace cinco días el corazón y el alma del equipo se nos fue – explica un emocionado Ortíz-. Él lo era todo en el vestuario”.

“A todos nos gustaría hacer una gran temporada para dedicársela a Palomo, pero estoy seguro de una cosa: se sentirá orgulloso de nosotros”

El técnico narra que hace unos días alguien quiso animarle y él le contestó que no sabía cómo. “Esa era la especialidad de Toni -destaca-. Tiraba de todos para adelante”. En este sentido, afirma que el equipo ha reaccionado de una manera auténtica y emotiva. “Nunca había visto hacer piña de esta manera en el grupo”, destaca Ortiz que admite que aún se le saltan las lágrimas cuando recuerda los momentos vividos estos días con sus jugadores. “Me cuesta mucho pensar ahora mismo”, asegura. “Toni siempre ha sabido juntar a la gente en torno a él y esta vez no va a ser una excepción -señala-. A todos nos gustaría hacer una gran temporada para dedicársela, pero estoy seguro de una cosa: se sentirá orgulloso de nosotros”.

“Palomo siempre ha sabido juntar a la gente en torno a él y esta vez no va a ser una excepción. Tiraba de todos para adelante. Nunca había visto hacer piña de esta manera en el grupo”

En lo estrictamente deportivo, condicionado -claro está- por la trágica noticia, el Formentera B recupera grandes jugadores para dar guerra esta temporada. Gente como Mariano Dellamea, Marc Torres, Roberto Verdera y Juanma vuelven a la disciplina del equipo. A esto hay que sumarle que también suben juveniles como Hugo, Lucas o Vicent. “Vamos a luchar por hacer las cosas bien, por tener cierto gusto por el balón y, lógicamente, por pelear la victoria en cada partido”, asevera Edu Ortíz que avisa que “se trata de no olvidar que el partido del domingo se empieza a ganar el lunes”.

Edu Ortiz: “Con Palomo se nos ha ido el corazón y el alma del equipo. Lo era todo en el vestuario”

El entrenador del Formentera B, Edu Ortiz, asegura que Palomo era el corazón y el alma del grupo.
El entrenador del Formentera B, Edu Ortiz, asegura que Palomo  lo era todo en el vestuario.
David Alba No hay nada más complicado que superar la pérdida de un ser querido. Al Formentera B aún le cuesta asimilar que un pequeño rincón del vestuario, pero gran espacio en sus corazones ya no será cubierto. La repentina muerte de Antonio Palomo les ha dejado malheridos. La tristeza es mala compañera de viaje y el entrenador Eduardo Ortiz reconoce que aún no sabe bien cómo lidiar con ella. "Teníamos muy buenas sensaciones porque estábamos recuperando a gente muy interesante para el equipo, pero hace cinco días el corazón y el alma del equipo se nos fue - explica un emocionado Ortíz-. Él lo era todo en el vestuario".
"A todos nos gustaría hacer una gran temporada para dedicársela a Palomo, pero estoy seguro de una cosa: se sentirá orgulloso de nosotros"
El técnico narra que hace unos días alguien quiso animarle y él le contestó que no sabía cómo. "Esa era la especialidad de Toni -destaca-. Tiraba de todos para adelante". En este sentido, afirma que el equipo ha reaccionado de una manera auténtica y emotiva. "Nunca había visto hacer piña de esta manera en el grupo", destaca Ortiz que admite que aún se le saltan las lágrimas cuando recuerda los momentos vividos estos días con sus jugadores. "Me cuesta mucho pensar ahora mismo", asegura. "Toni siempre ha sabido juntar a la gente en torno a él y esta vez no va a ser una excepción -señala-. A todos nos gustaría hacer una gran temporada para dedicársela, pero estoy seguro de una cosa: se sentirá orgulloso de nosotros".
"Palomo siempre ha sabido juntar a la gente en torno a él y esta vez no va a ser una excepción. Tiraba de todos para adelante. Nunca había visto hacer piña de esta manera en el grupo"
En lo estrictamente deportivo, condicionado -claro está- por la trágica noticia, el Formentera B recupera grandes jugadores para dar guerra esta temporada. Gente como Mariano Dellamea, Marc Torres, Roberto Verdera y Juanma vuelven a la disciplina del equipo. A esto hay que sumarle que también suben juveniles como Hugo, Lucas o Vicent. "Vamos a luchar por hacer las cosas bien, por tener cierto gusto por el balón y, lógicamente, por pelear la victoria en cada partido", asevera Edu Ortíz que avisa que "se trata de no olvidar que el partido del domingo se empieza a ganar el lunes".

No hay comentarios

Dejar respuesta