El Insular es un club humilde que trabaja duro para potenciar el fútbol base.
El Insular es un club humilde que trabaja duro para potenciar el fútbol base.

David Alba El deporte es una herramienta fundamental en la educación de los niños. Gracias al ejercicio físico los más jóvenes aprenden el valor del compañerismo y de la amistad. El C.E. Insular lleva ya 15 años ayudando en esta difícil tarea formativa. Empezó con pocos medios y con pocos niños pero, a día de hoy, después de mucho trabajo, cuenta con 12 equipos en todas las categorías y una escuela de fútbol (tienen más de 200 chicos). El reconocimiento a la labor llega de forma indirecta. El C.D. Ibiza-Islas Pitiusas, tras romper lazos con la Penya Blanciblava, pretende que el Insular sea la base en la que cimentar su futuro. Tal y como cuenta a Fútbol Pitiuso el coordinador del club Rafa Roldán, de momento, es una propuesta informal que se planteó en un escenario informal (Rafa es el hermano de Toni Roldán: uno de los principales activos del Ibiza Islas Pitiusas). “Falta que se anuncie y se decida en la Junta”, explica Roldán.

Rafa Roldán, coordinador deportivo.
Rafa Roldán, coordinador deportivo.

En este sentido, el coordinador es un firme creyente en que los clubes de la isla deberían colaborar para aspirar a tener un equipo de las islas en lo más alto. “La gente tiene ganas de fútbol”, asegura Roldán que, por otra parte, destaca el gran trabajo de todos los técnicos que están al pie del cañón cada tarde. Y es que mantener un club como el Insular es una carrera de fondo a lo largo de la temporada. El cobro de cuotas a los padres, la ayuda de patrocinadores y la organización de rifas son tareas obligadas para financiar todo el trabajo formativo. Rafa Roldán destaca que esta labor ha evolucionado mucho desde que empezara a entrenar hace aproximadamente 20 años.

Él, especialmente, recuerda cómo se trabajaba en etapa como jugador y aprecia que es radicalmente distinto a lo que se hace hoy en día. “En la actualidad se da más preferencia al trato del balón y a la enseñanza técnico-táctica del futbolista”, señala el coordinador que aún tiene presente la forma en la que se lesionó gravemente cuando aspiraba a ser futbolista. “Fue por culpa del estado de un campo de tierra”, lamenta el entrenador que, explica, tuvo la misma lesión que padeció Maradona tras la entrada de Goicoechea. Por eso, agradece que la mejora de los terrenos de juego permita la evolución de otra clase de jugadores. “Antes prevalecía más el físico”, admite. Esta nueva forma de entender el fútbol también se ha trasladado a las escuelas de entrenadores que adaptan nuevos sistemas de entrenamiento técnicos y tácticos para hacer crecer a los chavales. Sistemas que, por otra parte, intenta llevar a cabo el Insular.

El CD Ibiza Islas Pitiusas quiere que el Insular sea su escudero

El Insular es un club humilde que trabaja duro para potenciar el fútbol base.
El Insular es un club humilde que trabaja duro para potenciar el fútbol base.
David Alba El deporte es una herramienta fundamental en la educación de los niños. Gracias al ejercicio físico los más jóvenes aprenden el valor del compañerismo y de la amistad. El C.E. Insular lleva ya 15 años ayudando en esta difícil tarea formativa. Empezó con pocos medios y con pocos niños pero, a día de hoy, después de mucho trabajo, cuenta con 12 equipos en todas las categorías y una escuela de fútbol (tienen más de 200 chicos). El reconocimiento a la labor llega de forma indirecta. El C.D. Ibiza-Islas Pitiusas, tras romper lazos con la Penya Blanciblava, pretende que el Insular sea la base en la que cimentar su futuro. Tal y como cuenta a Fútbol Pitiuso el coordinador del club Rafa Roldán, de momento, es una propuesta informal que se planteó en un escenario informal (Rafa es el hermano de Toni Roldán: uno de los principales activos del Ibiza Islas Pitiusas). "Falta que se anuncie y se decida en la Junta", explica Roldán.
Rafa Roldán, coordinador deportivo.
Rafa Roldán, coordinador deportivo.
En este sentido, el coordinador es un firme creyente en que los clubes de la isla deberían colaborar para aspirar a tener un equipo de las islas en lo más alto. "La gente tiene ganas de fútbol", asegura Roldán que, por otra parte, destaca el gran trabajo de todos los técnicos que están al pie del cañón cada tarde. Y es que mantener un club como el Insular es una carrera de fondo a lo largo de la temporada. El cobro de cuotas a los padres, la ayuda de patrocinadores y la organización de rifas son tareas obligadas para financiar todo el trabajo formativo. Rafa Roldán destaca que esta labor ha evolucionado mucho desde que empezara a entrenar hace aproximadamente 20 años. Él, especialmente, recuerda cómo se trabajaba en etapa como jugador y aprecia que es radicalmente distinto a lo que se hace hoy en día. "En la actualidad se da más preferencia al trato del balón y a la enseñanza técnico-táctica del futbolista", señala el coordinador que aún tiene presente la forma en la que se lesionó gravemente cuando aspiraba a ser futbolista. "Fue por culpa del estado de un campo de tierra", lamenta el entrenador que, explica, tuvo la misma lesión que padeció Maradona tras la entrada de Goicoechea. Por eso, agradece que la mejora de los terrenos de juego permita la evolución de otra clase de jugadores. "Antes prevalecía más el físico", admite. Esta nueva forma de entender el fútbol también se ha trasladado a las escuelas de entrenadores que adaptan nuevos sistemas de entrenamiento técnicos y tácticos para hacer crecer a los chavales. Sistemas que, por otra parte, intenta llevar a cabo el Insular.

1 Comentario

Dejar respuesta