Turé bebe agua después de un partido ante la Peña Deportiva (Foto: Francisco Natera).
Turé bebe agua después de un partido ante la Peña Deportiva (Foto: Francisco Natera).

Francisco Natera. Can Guerxo acoge este sábado, a partir de las 16:30 horas, un partido clave para las aspiraciones de un Sant Jordi que quiere continuar dando guerra en la parte alta de la clasificación y, por qué no, seguir soñando con el ascenso a División de Honor. El conjunto que entrena Juanjo Cruz está que se sale y, tras su inmaculada racha de resultados en los últimos nueve partidos -ha ganado ocho- se ha situado a tan sólo 6 puntos del liderato cuando faltan diez enfrentamientos para la conclusión del campeonato.

El Poblense, que está empatado a puntos con los verdinegros -40- , es el próximo rival que éstos tienen que superar si quieren seguir alimentando la ilusión por hacer algo grande esta temporada. Ya ganaron en el partido de ida (0-1) y quieren volver a hacerlo para sumar tres puntos que se antojan vitales. Y es que esta jornada hay enfrentamientos directos de adversarios punteros que pueden beneficiar al plantel de Las Salinas si es capaz de salir airoso ante los azulgranas.

En Sant Jordi no se contempla otro resultado que no sea el triunfo y la ilusión y las ganas son máximas. Al menos es lo que asegura uno de los puntales defensivos del plantel, Manu Cabezuelo. “Estamos todos a tope, muy enchufados y esperando que llegue ya el partido”, comenta el lateral izquierdo, que es muy consciente de la importancia que tiene la victoria para seguir en la pomada. “Todos sabemos lo mucho que nos jugamos. Está claro que si queremos seguir aspirando a los puestos de arriba hay que ganar sí o sí”, prosigue.

El lateral izquierdo considera clave la motivación del grupo en la segunda vuelta (Foto: Francisco Natera).
El lateral izquierdo considera clave la motivación del grupo en la segunda vuelta (Foto: Francisco Natera).

El jugador sostiene que el Poblense es un “gran equipo”, pero “si jugamos con la misma intensidad que en los últimos encuentros tendremos muchas opciones de sumar los tres puntos”. Indica Manu, asimismo, que los rivales empiezan a tener mucho respeto al bloque jordier, aunque también demasiado deseo de cortarle las alas. “A raíz de haber enganchado tantas victorias seguidas nos tienen muchas ganas y los equipos se emplean con más fuerza, por lo que tenemos que estar mucho más concentrados y no podemos dar concesiones porque van a muerte ante nosotros”, resalta el zaguero.

Otro de los jugadores importantes del Sant Jordi es Turé, máximo goleador de la escuadra la temporada pasada con 18 goles, aunque este curso no acaba de ver puerta. No en vano lleva dos goles, siendo el último la pasada jornada. El delantero hacía una vuelta que no mojaba, pero, a pesar de todo, no pierde la chispa y sus ganas de aportar un trabajo muy importante que pocas veces se valora, pero que beneficia, y mucho, al grupo. “Es verdad que este año no me están saliendo las cosas como esperaba, pero estoy satisfecho con mi rendimiento en tareas ofensivas. Trato de ayudar todo lo que puedo; el gol ya llegará, es secundario”, asevera el atacante.

Opina el volante que para él es más importante que el Sant Jordi gane la Liga que los chicharros que pueda marcar. “Prefiero no jugar ningún minuto más y que subamos a División de Honor. Ahora mismo lo firmaba”, resalta. Estaría muy bien conseguir este sueño, pero no debemos fallar en estas diez jornadas que quedan. Cada partido es una final para nosotros y vamos a intentar ganar en todas las jornadas que quedan”, prosigue un Turé que recuerda la importancia que tiene la afición para el equipo. “La gente tiene que venir al campo para animarnos. El grupo lo necesita. Sobre todo este sábado, ante el Poblense. Nos jugamos mucho y sentir el aliento de la grada nos ayudará a ganar el encuentro”, apunta.

 

El Sant Jordi tiene sed de triunfo

Turé bebe agua después de un partido ante la Peña Deportiva (Foto: Francisco Natera).
Turé bebe agua después de un partido ante la Peña Deportiva (Foto: Francisco Natera).
Francisco Natera. Can Guerxo acoge este sábado, a partir de las 16:30 horas, un partido clave para las aspiraciones de un Sant Jordi que quiere continuar dando guerra en la parte alta de la clasificación y, por qué no, seguir soñando con el ascenso a División de Honor. El conjunto que entrena Juanjo Cruz está que se sale y, tras su inmaculada racha de resultados en los últimos nueve partidos -ha ganado ocho- se ha situado a tan sólo 6 puntos del liderato cuando faltan diez enfrentamientos para la conclusión del campeonato. El Poblense, que está empatado a puntos con los verdinegros -40- , es el próximo rival que éstos tienen que superar si quieren seguir alimentando la ilusión por hacer algo grande esta temporada. Ya ganaron en el partido de ida (0-1) y quieren volver a hacerlo para sumar tres puntos que se antojan vitales. Y es que esta jornada hay enfrentamientos directos de adversarios punteros que pueden beneficiar al plantel de Las Salinas si es capaz de salir airoso ante los azulgranas. En Sant Jordi no se contempla otro resultado que no sea el triunfo y la ilusión y las ganas son máximas. Al menos es lo que asegura uno de los puntales defensivos del plantel, Manu Cabezuelo. "Estamos todos a tope, muy enchufados y esperando que llegue ya el partido", comenta el lateral izquierdo, que es muy consciente de la importancia que tiene la victoria para seguir en la pomada. "Todos sabemos lo mucho que nos jugamos. Está claro que si queremos seguir aspirando a los puestos de arriba hay que ganar sí o sí", prosigue.
El lateral izquierdo considera clave la motivación del grupo en la segunda vuelta (Foto: Francisco Natera).
El lateral izquierdo considera clave la motivación del grupo en la segunda vuelta (Foto: Francisco Natera).
El jugador sostiene que el Poblense es un "gran equipo", pero "si jugamos con la misma intensidad que en los últimos encuentros tendremos muchas opciones de sumar los tres puntos". Indica Manu, asimismo, que los rivales empiezan a tener mucho respeto al bloque jordier, aunque también demasiado deseo de cortarle las alas. "A raíz de haber enganchado tantas victorias seguidas nos tienen muchas ganas y los equipos se emplean con más fuerza, por lo que tenemos que estar mucho más concentrados y no podemos dar concesiones porque van a muerte ante nosotros", resalta el zaguero. Otro de los jugadores importantes del Sant Jordi es Turé, máximo goleador de la escuadra la temporada pasada con 18 goles, aunque este curso no acaba de ver puerta. No en vano lleva dos goles, siendo el último la pasada jornada. El delantero hacía una vuelta que no mojaba, pero, a pesar de todo, no pierde la chispa y sus ganas de aportar un trabajo muy importante que pocas veces se valora, pero que beneficia, y mucho, al grupo. "Es verdad que este año no me están saliendo las cosas como esperaba, pero estoy satisfecho con mi rendimiento en tareas ofensivas. Trato de ayudar todo lo que puedo; el gol ya llegará, es secundario", asevera el atacante. Opina el volante que para él es más importante que el Sant Jordi gane la Liga que los chicharros que pueda marcar. "Prefiero no jugar ningún minuto más y que subamos a División de Honor. Ahora mismo lo firmaba", resalta. Estaría muy bien conseguir este sueño, pero no debemos fallar en estas diez jornadas que quedan. Cada partido es una final para nosotros y vamos a intentar ganar en todas las jornadas que quedan", prosigue un Turé que recuerda la importancia que tiene la afición para el equipo. "La gente tiene que venir al campo para animarnos. El grupo lo necesita. Sobre todo este sábado, ante el Poblense. Nos jugamos mucho y sentir el aliento de la grada nos ayudará a ganar el encuentro", apunta.  

No hay comentarios

Dejar respuesta