Un partido del Anguiano de esta temporada (Foto: Sergio Martínez).
Un partido del Anguiano de esta temporada (Foto: Sergio Martínez).

diariodeibiza.es Las exigencias de los rivales de la Peña Deportiva y del Formentera en la primera eliminatoria de la fase de ascenso a Segunda B pueden aclarar o dificultar las posibilidades de pasar ronda de los conjuntos pitiusos. Ni Anguiano ni Villarrobledo lo pondrán fácil, pero mientras los riojanos –a los que se medirán los peñistas– no se marcan el objetivo de subir, los albaceteños –que se cruzarán con los formenterenses– sí que hablan abiertamente de intentar estar la temporada que viene en la categoría de bronce del fútbol español.

José Antonio Duro, presidente del Villarrobledo, aseguró que han completado el primer paso, que era disputar la promoción, pero ahora no se pueden conformar solo con eso: «Se nos exige el play-off y nunca consideraremos un éxito solo jugarlo. A partir de ahí hay que pensar en subir. Eso es lo que queremos», declaró el máximo mandatario, quien también subrayó el respeto que tienen a los rivales porque dijo que todos parten «con las mismas posibilidades».

De hecho, la eliminatoria con el Formentera la ve «al cincuenta por ciento» y cree que se decidirá «por pequeños detalles». «Seguro que si están ahí es por algo. Vamos a jugar nuestras bazas y ellos harán lo propio», manifestó Duro, que piensa que en la menor de las Pitiusas se verá a un Villarrobledo «que querrá tener la posesión del balón, que no se va a encerrar atrás y que, tras los primeros minutos de tanteo, desplegará su fútbol ofensivo». No en vano, el presidente recalcó que su escuadra ha marcado 80 goles (a una media de poco más de dos por encuentro).

Los albaceteños tendrán una dura prueba de fuego ante los formenterenses, que han sido, con 27 tantos encajados, el conjunto menos goleado del grupo balear junto con el Mallorca B, campeón de Liga. Habrá que ver, por tanto, si gana el caudal ofensivo del Villarrobledo o la solvencia defensiva del Formentera.
Por su parte, José Neila, presidente del Club Deportivo Anguiano, declaró que ya que se han clasificado irán «a muerte» para intentar pasar ronda, pero sin la presión de sentirse obligados a ello: «Para nosotros es un logro estar aquí porque somos de un pueblo muy pequeñito. Tampoco aspiramos a muchas cosas. La temporada ya está hecha y todo lo que logremos de más será bienvenido», comentó el máximo mandatario de los de La Rioja.

Sin nada que perder
Precisamente, eso hace que los riojanos sean más peligrosos, ya que se aplicarán la frase del «mucho que ganar y poco que perder», explicó Neila. «Vamos a intentar dar guerra, pero esto del fútbol es complicado. Si la pelotita entra seremos muy buenos y si no, muy malos».

El Anguiano es un equipo modesto, en el que los futbolistas cobran pequeñas gratificaciones de entre «100 y 150 euros», señaló su presidente, que dijo desconocer qué nivel existe en el fútbol de Balears. «Aquí en La Rioja llevamos unos años en los que ha bajado la cosa», comentó el dirigente.

El Villarrobledo quiere un ascenso que no es prioritario para el Anguiano

Un partido del Anguiano de esta temporada (Foto: Sergio Martínez).
Un partido del Anguiano de esta temporada (Foto: Sergio Martínez).
diariodeibiza.es Las exigencias de los rivales de la Peña Deportiva y del Formentera en la primera eliminatoria de la fase de ascenso a Segunda B pueden aclarar o dificultar las posibilidades de pasar ronda de los conjuntos pitiusos. Ni Anguiano ni Villarrobledo lo pondrán fácil, pero mientras los riojanos –a los que se medirán los peñistas– no se marcan el objetivo de subir, los albaceteños –que se cruzarán con los formenterenses– sí que hablan abiertamente de intentar estar la temporada que viene en la categoría de bronce del fútbol español. José Antonio Duro, presidente del Villarrobledo, aseguró que han completado el primer paso, que era disputar la promoción, pero ahora no se pueden conformar solo con eso: «Se nos exige el play-off y nunca consideraremos un éxito solo jugarlo. A partir de ahí hay que pensar en subir. Eso es lo que queremos», declaró el máximo mandatario, quien también subrayó el respeto que tienen a los rivales porque dijo que todos parten «con las mismas posibilidades». De hecho, la eliminatoria con el Formentera la ve «al cincuenta por ciento» y cree que se decidirá «por pequeños detalles». «Seguro que si están ahí es por algo. Vamos a jugar nuestras bazas y ellos harán lo propio», manifestó Duro, que piensa que en la menor de las Pitiusas se verá a un Villarrobledo «que querrá tener la posesión del balón, que no se va a encerrar atrás y que, tras los primeros minutos de tanteo, desplegará su fútbol ofensivo». No en vano, el presidente recalcó que su escuadra ha marcado 80 goles (a una media de poco más de dos por encuentro). Los albaceteños tendrán una dura prueba de fuego ante los formenterenses, que han sido, con 27 tantos encajados, el conjunto menos goleado del grupo balear junto con el Mallorca B, campeón de Liga. Habrá que ver, por tanto, si gana el caudal ofensivo del Villarrobledo o la solvencia defensiva del Formentera. Por su parte, José Neila, presidente del Club Deportivo Anguiano, declaró que ya que se han clasificado irán «a muerte» para intentar pasar ronda, pero sin la presión de sentirse obligados a ello: «Para nosotros es un logro estar aquí porque somos de un pueblo muy pequeñito. Tampoco aspiramos a muchas cosas. La temporada ya está hecha y todo lo que logremos de más será bienvenido», comentó el máximo mandatario de los de La Rioja. Sin nada que perder Precisamente, eso hace que los riojanos sean más peligrosos, ya que se aplicarán la frase del «mucho que ganar y poco que perder», explicó Neila. «Vamos a intentar dar guerra, pero esto del fútbol es complicado. Si la pelotita entra seremos muy buenos y si no, muy malos». El Anguiano es un equipo modesto, en el que los futbolistas cobran pequeñas gratificaciones de entre «100 y 150 euros», señaló su presidente, que dijo desconocer qué nivel existe en el fútbol de Balears. «Aquí en La Rioja llevamos unos años en los que ha bajado la cosa», comentó el dirigente.

No hay comentarios

Dejar respuesta