Damián Fernando Mori Cuesta, o Dani Mori, como le llama todo el mundo al míster de la Peña Deportiva, suele camuflar mejor sus sensaciones al otro lado de la línea de cal que delante de los micrófonos. Aunque no vengan bien dadas del todo, la fe de Mori en su equipo no la quiebra nadie.

 

“Sigo siendo optimista, aún falta mucha Liga y sé que vamos a ser mejores en la segunda vuelta. Después del partido contra el Badalona nos propusimos ser mejores en defensa y lo estamos consiguiendo. Concedemos muy pocas ocasiones al rival y, cuando nos llegan, estamos muy atentos para no cometer errores”.
Posibles refuerzos en enero
Mori reconoció en la sala de prensa que se están estudiando varios nombres para reforzar la plantilla, probablemente en el centro del ataque y de la zaga. Contra el Alcoyano, jugaron de inicio los dos arietes titulares (Górriz y Andrés) y se tuvo que reinventar a Selfa como central por las bajas de Navarro y Pomar.”Hasta enero no podremos fichar. Estamos estudiando a varios futbolistas, se lo propondremos a la junta directiva y ellos decidirán”. Mientras tanto, el entrenador de la Peña sabe que tiene que sacar el máximo rendimiento a los jugadores de que dispone. La falta de gol le preocupa pero no cree que sea responsabilidad exclusiva de los delanteros: “Tampoco están marcando los medios cuando llegan en segundas jugadas y no estamos viendo puerta en acciones de estrategia, algo fundamantal para nosotros. Vamos a trabajar a fondo para que la pelota entre”.
José Emilio Riquelme, o Galiana, su segundo apellido, por el que conocen en el pequeño universo de la Segunda B al entrenador del Alcoyano, es uno de esos técnicos intensos que se desgañitan en la banda y calman los nervios cuando se sientan en la rueda de prensa. La honestidad le sobra en los dos escenarios: “Hoy, un puntito y para casa. Si la Peña hubiera estado afortunada nos habríamos marchado de aquí con una derrota, pero estoy contento con el trabajo de mis futbolistas, aunque siempre se les pueda pedir un poquico más”.

La reflexión de Dani Mori

Damián Fernando Mori Cuesta, o Dani Mori, como le llama todo el mundo al míster de la Peña Deportiva, suele camuflar mejor sus sensaciones al otro lado de la línea de cal que delante de los micrófonos. Aunque no vengan bien dadas del todo, la fe de Mori en su equipo no la quiebra nadie.  
“Sigo siendo optimista, aún falta mucha Liga y sé que vamos a ser mejores en la segunda vuelta. Después del partido contra el Badalona nos propusimos ser mejores en defensa y lo estamos consiguiendo. Concedemos muy pocas ocasiones al rival y, cuando nos llegan, estamos muy atentos para no cometer errores”.
Posibles refuerzos en enero Mori reconoció en la sala de prensa que se están estudiando varios nombres para reforzar la plantilla, probablemente en el centro del ataque y de la zaga. Contra el Alcoyano, jugaron de inicio los dos arietes titulares (Górriz y Andrés) y se tuvo que reinventar a Selfa como central por las bajas de Navarro y Pomar.”Hasta enero no podremos fichar. Estamos estudiando a varios futbolistas, se lo propondremos a la junta directiva y ellos decidirán”. Mientras tanto, el entrenador de la Peña sabe que tiene que sacar el máximo rendimiento a los jugadores de que dispone. La falta de gol le preocupa pero no cree que sea responsabilidad exclusiva de los delanteros: “Tampoco están marcando los medios cuando llegan en segundas jugadas y no estamos viendo puerta en acciones de estrategia, algo fundamantal para nosotros. Vamos a trabajar a fondo para que la pelota entre”.
José Emilio Riquelme, o Galiana, su segundo apellido, por el que conocen en el pequeño universo de la Segunda B al entrenador del Alcoyano, es uno de esos técnicos intensos que se desgañitan en la banda y calman los nervios cuando se sientan en la rueda de prensa. La honestidad le sobra en los dos escenarios: “Hoy, un puntito y para casa. Si la Peña hubiera estado afortunada nos habríamos marchado de aquí con una derrota, pero estoy contento con el trabajo de mis futbolistas, aunque siempre se les pueda pedir un poquico más”.

3 Comentarios

  1. El cuento desde hace años…”confiamos que en un futuro estaremos mejor”….claro, porque peor es imposible. Morí y Casañ fuera o bajamos a tercera

  2. La culpa siempre Es de los delanteros que no marcan pues le recuerdo que usted y el señor casañ. Son los que Han hecho la plantilla y Han firmado a estos jugadores con estos dos señores nos vamos en 2 messes a tercera y el juvenil a nacional que esperpento que Pena de club

  3. Vista la nula iniciativa de la directiva, es evidente que la planificación, por muy nefasta que esté resultando, no se va a modificar lo más mínimo. El club asume un paso por la 2ºb de una temporada, sin complicarse ni volverse locos para fichar y poder embargar el futuro del club, que al fin y al cabo es lo más importante.

    Eso sí, hay que fichar alguno más para el juvenil, para lucimiento de quien dirige desde el banquillo, al segunda b que le den por c***, cualquier club del mundo prioriza los fichajes para las categorías inferiores en lugar de para el primer equipo de la entidad. Es lo más normal del mundo.

    Esperemos en un par de años que el Ibiza haya subido de categoría, ya que un lugar como Ibiza es obligatorio que tenga como mínimo un club en la categoria de bonce.

Dejar respuesta