El defensa del Rápid anima a la afición amarilla a que llene las gradas de Can Misses (Foto: Francisco Natera).
El defensa del Rápid anima a la afición amarilla a que llene las gradas de Can Misses (Foto: Francisco Natera).

Francisco Natera. El Rápid, tras el pinchazo del Portmany la jornada pasada ante el Atlético Jesús (1-1), se mantiene fuerte en la Regional Preferente y, a falta de dos jornadas para que concluya el campeonato, se permite la licencia de soñar con lograr el título y disputar la fase de ascenso a Tercera División. Pero para que los ibicencos, terceros con 16 puntos, no pierdan el tren del éxito esta temporada, deben vencer mañana domingo al líder, que acumula 18.

Can Misses es el escenario, a partir de las 18:30 horas, de un partido que puede catapultar al conjunto de Iván Córdoba y dejar muy mal parado al Portmany, que se juega su proyecto de ascenso en 90 minutos. El club de Vila confía en sus posibilidades y ha lanzado mensajes de apoyo durante la semana a su afición. Los amarillos necesitan el aliento de los suyos para este galáctico partido y esperan que las gradas del coliseo de la calle Campanitx presente un animoso y colorido aspecto.

En las filas locales la ambición es máxima. Saben que cualquier esperanza de hacerse con la Preferente pasa por derrotar al Portmany y los jugadores se han conjurado para sacar el enfrentamiento adelante. Youssouf, uno de los puntales defensivos del equipo, explica: “Tenemos todos mucha ilusión y sabemos que vencer al líder es una obligación si queremos seguir teniendo opciones, así que vamos a intentarlo con todas nuestras fuerzas”.

El central sostiene, no obstante, que el partido no será fácil, pero tiene fe ciega en los suyos y considera que la victoria no es imposible. “El Portmany tiene un equipazo; con jugadores muy experimentados en Tercera División, pero podemos ganarles”, sostiene el jugador, que añade: “Debemos aprovechar nuestra condición de local. Jugar en Can Misses nos puede beneficiar”.

Eso sí, el futbolista pide el aliento de la marea amarilla para el partido más importante de la temporada. “Necesitamos que nuestro público venga al campo para animarnos. Queremos que sea el jugador número 12. Superar al Portmany será complicado, pero con el calor de los nuestros seguro que todo será más fácil, así que animo a la hinchada a que venga mañana domingo a Can Misses”, concluye Youssouf.

Iván Córdoba, por su parte, también es consciente de la importancia que tiene la final ante el Portmany. Sostiene el preparador que su equipo tiene que ganar sí o sí para continuar albergando esperanzas de lograr el título. “Mañana tenemos que ganar como sea, a cualquier precio. Este choque es nuestro particular Roland Garros”, apunta.

“Si ganamos al Portmany, jugaremos el play-off, así que saltaremos al campo a muerte, al 120 por cien, hasta que nos derrumbemos, ya que o tocamos la gloria o nadie se acordará del trabajo que hemos hecho estos dos años”, finaliza el míster, que también pide el apoyo de la afición. “Es de vital importancia que la gente venga a apoyarnos. Con nuestra afición será todo más fácil”.

El Puig d’en Valls, a ganar y a esperar
Una hora después, el Puig d’en Valls, segundo clasificado con 17 puntos, a uno del líder Portmany, recibe la visita del Atlético Jesús. El conjunto de Buti también tiene opciones de entonar el alirón, pero deberá ganar su partido y esperar un resultado favorable del duelo Rápid VS Portmany. A los pistachos les vendría de perlas un empate para asaltar el primer puesto y depender de sí mismo para entonar el alirón a falta de la última jornada, en el feudo de un Ciudad de Ibiz que no se juega nada.

Youssouf: “Podemos ganar al Portmany”

El defensa del Rápid anima a la afición amarilla a que llene las gradas de Can Misses (Foto: Francisco Natera).
El defensa del Rápid anima a la afición amarilla a que llene las gradas de Can Misses (Foto: Francisco Natera).
Francisco Natera. El Rápid, tras el pinchazo del Portmany la jornada pasada ante el Atlético Jesús (1-1), se mantiene fuerte en la Regional Preferente y, a falta de dos jornadas para que concluya el campeonato, se permite la licencia de soñar con lograr el título y disputar la fase de ascenso a Tercera División. Pero para que los ibicencos, terceros con 16 puntos, no pierdan el tren del éxito esta temporada, deben vencer mañana domingo al líder, que acumula 18. Can Misses es el escenario, a partir de las 18:30 horas, de un partido que puede catapultar al conjunto de Iván Córdoba y dejar muy mal parado al Portmany, que se juega su proyecto de ascenso en 90 minutos. El club de Vila confía en sus posibilidades y ha lanzado mensajes de apoyo durante la semana a su afición. Los amarillos necesitan el aliento de los suyos para este galáctico partido y esperan que las gradas del coliseo de la calle Campanitx presente un animoso y colorido aspecto. En las filas locales la ambición es máxima. Saben que cualquier esperanza de hacerse con la Preferente pasa por derrotar al Portmany y los jugadores se han conjurado para sacar el enfrentamiento adelante. Youssouf, uno de los puntales defensivos del equipo, explica: "Tenemos todos mucha ilusión y sabemos que vencer al líder es una obligación si queremos seguir teniendo opciones, así que vamos a intentarlo con todas nuestras fuerzas". El central sostiene, no obstante, que el partido no será fácil, pero tiene fe ciega en los suyos y considera que la victoria no es imposible. "El Portmany tiene un equipazo; con jugadores muy experimentados en Tercera División, pero podemos ganarles", sostiene el jugador, que añade: "Debemos aprovechar nuestra condición de local. Jugar en Can Misses nos puede beneficiar". Eso sí, el futbolista pide el aliento de la marea amarilla para el partido más importante de la temporada. "Necesitamos que nuestro público venga al campo para animarnos. Queremos que sea el jugador número 12. Superar al Portmany será complicado, pero con el calor de los nuestros seguro que todo será más fácil, así que animo a la hinchada a que venga mañana domingo a Can Misses", concluye Youssouf. Iván Córdoba, por su parte, también es consciente de la importancia que tiene la final ante el Portmany. Sostiene el preparador que su equipo tiene que ganar sí o sí para continuar albergando esperanzas de lograr el título. "Mañana tenemos que ganar como sea, a cualquier precio. Este choque es nuestro particular Roland Garros", apunta. "Si ganamos al Portmany, jugaremos el play-off, así que saltaremos al campo a muerte, al 120 por cien, hasta que nos derrumbemos, ya que o tocamos la gloria o nadie se acordará del trabajo que hemos hecho estos dos años", finaliza el míster, que también pide el apoyo de la afición. "Es de vital importancia que la gente venga a apoyarnos. Con nuestra afición será todo más fácil". El Puig d'en Valls, a ganar y a esperar Una hora después, el Puig d'en Valls, segundo clasificado con 17 puntos, a uno del líder Portmany, recibe la visita del Atlético Jesús. El conjunto de Buti también tiene opciones de entonar el alirón, pero deberá ganar su partido y esperar un resultado favorable del duelo Rápid VS Portmany. A los pistachos les vendría de perlas un empate para asaltar el primer puesto y depender de sí mismo para entonar el alirón a falta de la última jornada, en el feudo de un Ciudad de Ibiz que no se juega nada.

1 Comentario

Dejar respuesta