noudiari.es El editor de Última Hora, Miquel Serra, se reunió ayer de nuevo con los trabajadores de la edición pitiusa de este diario mallorquín después de que la pasada semana les comunicará que a finales del próximo mes de mayo, como muy tarde, el periódico iba a cerrar por falta de rentabilidad. Les confirmó que ha llegado a un acuerdo con el grupo de comunicación Prensa Pitiusa y que, por tanto, nacerá en la isla un nuevo diario bajo la dirección de este grupo de comunicación ibicenco y en cuya línea editorial Última Hora no tendrá nada que ver, aunque la cabecera será compartida.

En el primer encuentro con los trabajadores, Serra barajó la posibilidad de que Prensa Pitiusa (que posee una televisión, un semanario impreso y varias radios) se hiciera cargo de la cabecera, contratara a cinco periodistas de la plantilla, al equipo comercial y asumiera el control absoluto de este medio de comunicacion bajo el nuevo nombre de Periódico de Ibiza y Formentera.

Una de las portadas del semanario Prensa Pitiusa.
Una de las portadas del semanario Prensa Pitiusa.

El máximo responsable del rotativo mallorquín dijo en aquel momento que, a pesar de que no había nada firmado, existía un acuerdo verbal entre ambas empresas que de cristalizar supondría, bajo su punto de vista, la mejor salida para los empleados y para ellos mismos. En esta operación, algunos redactores y comerciales mantendrían un puesto de trabajo y Última Hora seguiría sumando los datos de difusión del nuevo diario a cambio de prestarle su carcasa, es decir, maquetación, contenidos nacionales, internacionales y páginas de televisión.

En la reunión de ayer, Serra afirmó que el acuerdo con el Grupo Prensa Pitiusa es total, que el proyecto va delante y que si cinco redactores y varios comerciales aceptan incorporarse a la nueva empresa editora, todos los empleados serán compensados con una indemnización superior a la mínima marcada por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) al que se acogerá Última Hora para hacer efectivos los despidos motivados del cierre del periódico.

Cabecera compartida
Miquel Serra mostró ayer a los redactores diferentes bocetos la cabecera del futuro Periódico de Ibiza y Formentera, en el que se mantendrá la presencia, en un espacio reducido, de la del diario Última Hora, con lo que esta sería compartida.

Los trabajadores no han tomado ninguna decisión respecto a la posibilidad de facilitar o no la transición de un periódico a otro ni tienen intención de hacerlo hasta que hayan firmado el finiquito o conozcan las condiciones laborales de las personas que se incorporarían a la nueva redacción. Por el momento, nadie del Grupo Prensa Pitiusa se ha puesto en contacto con ellos.

La idea de las dos empresas es que al día siguiente de la última edición de Última Hora Ibiza y Formentera salga la primera del Periódico de Ibiza y Formentera.

El editor de Última Hora confirma un acuerdo con el grupo de comunicación Prensa Pitiusa

noudiari.es El editor de Última Hora, Miquel Serra, se reunió ayer de nuevo con los trabajadores de la edición pitiusa de este diario mallorquín después de que la pasada semana les comunicará que a finales del próximo mes de mayo, como muy tarde, el periódico iba a cerrar por falta de rentabilidad. Les confirmó que ha llegado a un acuerdo con el grupo de comunicación Prensa Pitiusa y que, por tanto, nacerá en la isla un nuevo diario bajo la dirección de este grupo de comunicación ibicenco y en cuya línea editorial Última Hora no tendrá nada que ver, aunque la cabecera será compartida. En el primer encuentro con los trabajadores, Serra barajó la posibilidad de que Prensa Pitiusa (que posee una televisión, un semanario impreso y varias radios) se hiciera cargo de la cabecera, contratara a cinco periodistas de la plantilla, al equipo comercial y asumiera el control absoluto de este medio de comunicacion bajo el nuevo nombre de Periódico de Ibiza y Formentera.
Una de las portadas del semanario Prensa Pitiusa.
Una de las portadas del semanario Prensa Pitiusa.
El máximo responsable del rotativo mallorquín dijo en aquel momento que, a pesar de que no había nada firmado, existía un acuerdo verbal entre ambas empresas que de cristalizar supondría, bajo su punto de vista, la mejor salida para los empleados y para ellos mismos. En esta operación, algunos redactores y comerciales mantendrían un puesto de trabajo y Última Hora seguiría sumando los datos de difusión del nuevo diario a cambio de prestarle su carcasa, es decir, maquetación, contenidos nacionales, internacionales y páginas de televisión. En la reunión de ayer, Serra afirmó que el acuerdo con el Grupo Prensa Pitiusa es total, que el proyecto va delante y que si cinco redactores y varios comerciales aceptan incorporarse a la nueva empresa editora, todos los empleados serán compensados con una indemnización superior a la mínima marcada por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) al que se acogerá Última Hora para hacer efectivos los despidos motivados del cierre del periódico. Cabecera compartida Miquel Serra mostró ayer a los redactores diferentes bocetos la cabecera del futuro Periódico de Ibiza y Formentera, en el que se mantendrá la presencia, en un espacio reducido, de la del diario Última Hora, con lo que esta sería compartida. Los trabajadores no han tomado ninguna decisión respecto a la posibilidad de facilitar o no la transición de un periódico a otro ni tienen intención de hacerlo hasta que hayan firmado el finiquito o conozcan las condiciones laborales de las personas que se incorporarían a la nueva redacción. Por el momento, nadie del Grupo Prensa Pitiusa se ha puesto en contacto con ellos. La idea de las dos empresas es que al día siguiente de la última edición de Última Hora Ibiza y Formentera salga la primera del Periódico de Ibiza y Formentera.

No hay comentarios

Dejar respuesta