Los jóvenes futbolistas posan junto a los tres técnicos antes de empezar la primera sesión preparatoria.


La Fundación del Real Madrid en Eivissa echó ayer a andar en Can Cantó. Casi medio centenar de jóvenes, de entre 6 y 16 años, dio ayer sus primeros pasos a las órdenes de los técnicos Vicente Egea (preparador físico de la Peña Deportiva), Damián Massanet (segundo entrenador del Rápid de Regional) y Leopoldo Tur ‘Poldi’ (segundo técnico del Puig d’en Valls de Regional). Sólo faltó un detalle para que el estreno fuera redondo: que las equipaciones hubieran llegado a tiempo. No lo hicieron y, finalmente, se ha acordado que el lunes se prueben las tallas para hacer un pedido definitivo.

Con todo, nadie perdió la sonrisa. No era para menos. Los pequeños son conscientes de que pertenecen a «la marca Real Madrid, que es un ingrediente añadido», como indicó Vicente Egea. «Los niños vienen sabiendo que van a tener su equipación del Real Madrid y que van a estar entrenados por técnicos con chándal del Madrid aunque sean de Eivissa, y eso atrae mucho», explicó el preparador físico peñista.

Ayer se llevó a cabo la primera de las sesiones de la temporada, que se desarrollarán los lunes y miércoles, entre las 16,30 y 19,30 horas, hasta el mes de junio. Posteriormente, las actividades se paralizarán hasta septiembre, que será cuando la Fundación vuelva a ponerse en funcionamiento. El desarrollo de ésta estará supervisado por un coordinador del Real Madrid, que hará visitas mensuales o bimensuales con el fin de «ver cómo funciona todo y qué tal va el desarrollo de la escuela», según apuntó Egea.
Los objetivos, según indicó Egea, son «inculcar valores a nivel de compañerismo y otros como deportivos, nutritivos y educativos». «Se trata de ayudar a educarles a través del fútbol», añadió, recordando que «no hay ningún objetivo competitivo, sino que se busca un desarrollo integral a través del deporte rey». No hay que olvidar que los principales destinatarios de esta escuela son aquellos en riesgo de exclusión social, con lo que el club blanco saca así su lado más humano.
De momento, la Fundación cuenta con medio centenar de alumnos y tres técnicos, si bien ayer no estuvieron todos los jugadores presentes. «No han venido todos el primer día, pero es normal. Ya lo harán cuando esté todo más asentado», señaló el preparador físico de la Peña, que no sabe si «dejarán apuntarse más adelante a más niños». Seguro que el interés crece. y es que el Real Madrid tira mucho.

La otra cara del Real Madrid

Los jóvenes futbolistas posan junto a los tres técnicos antes de empezar la primera sesión preparatoria.

La Fundación del Real Madrid en Eivissa echó ayer a andar en Can Cantó. Casi medio centenar de jóvenes, de entre 6 y 16 años, dio ayer sus primeros pasos a las órdenes de los técnicos Vicente Egea (preparador físico de la Peña Deportiva), Damián Massanet (segundo entrenador del Rápid de Regional) y Leopoldo Tur ‘Poldi’ (segundo técnico del Puig d’en Valls de Regional). Sólo faltó un detalle para que el estreno fuera redondo: que las equipaciones hubieran llegado a tiempo. No lo hicieron y, finalmente, se ha acordado que el lunes se prueben las tallas para hacer un pedido definitivo.

Con todo, nadie perdió la sonrisa. No era para menos. Los pequeños son conscientes de que pertenecen a «la marca Real Madrid, que es un ingrediente añadido», como indicó Vicente Egea. «Los niños vienen sabiendo que van a tener su equipación del Real Madrid y que van a estar entrenados por técnicos con chándal del Madrid aunque sean de Eivissa, y eso atrae mucho», explicó el preparador físico peñista.
Ayer se llevó a cabo la primera de las sesiones de la temporada, que se desarrollarán los lunes y miércoles, entre las 16,30 y 19,30 horas, hasta el mes de junio. Posteriormente, las actividades se paralizarán hasta septiembre, que será cuando la Fundación vuelva a ponerse en funcionamiento. El desarrollo de ésta estará supervisado por un coordinador del Real Madrid, que hará visitas mensuales o bimensuales con el fin de «ver cómo funciona todo y qué tal va el desarrollo de la escuela», según apuntó Egea.
Los objetivos, según indicó Egea, son «inculcar valores a nivel de compañerismo y otros como deportivos, nutritivos y educativos». «Se trata de ayudar a educarles a través del fútbol», añadió, recordando que «no hay ningún objetivo competitivo, sino que se busca un desarrollo integral a través del deporte rey». No hay que olvidar que los principales destinatarios de esta escuela son aquellos en riesgo de exclusión social, con lo que el club blanco saca así su lado más humano.
De momento, la Fundación cuenta con medio centenar de alumnos y tres técnicos, si bien ayer no estuvieron todos los jugadores presentes. «No han venido todos el primer día, pero es normal. Ya lo harán cuando esté todo más asentado», señaló el preparador físico de la Peña, que no sabe si «dejarán apuntarse más adelante a más niños». Seguro que el interés crece. y es que el Real Madrid tira mucho.

No hay comentarios

Dejar respuesta